El consejero Javier Imbroda ha afirmado que actuarán conforme resuelva la inspección educativa
El consejero Javier Imbroda ha afirmado que actuarán conforme resuelva la inspección educativa - ABC
Posibles vejaciones

El juzgado cita como investigadas a las docentes por las burlas a la niña autista de Dos Hermanas

Educación hace pública este miércoles la resolución del expediente contra las profesoras del centro Cervantes de la localidad nazarena

SevillaActualizado:

La denuncia que presentaron los padres de una niña autista contra cuatro profesionales del Colegio de Educación Infantil y Primaria Cervantes de Dos Hermanas ha sido admitida a trámite. El próximo día 27, los denunciantes tendrán que personarse en el juzgado de instrucción número 3 de la localidad nazarena para ratificarse en la querella. Para el día siguiente, el juez ha citado a las docentes en calidad de investigadas para que presten declaración, según ha confirmado la Fundación Antonio Guerrero y el letrado Javier Jaenés. Esta entidad está asesorando a los padres de la alumna y les ha ofrecido sus servicios jurídicos.

La acción judicial se dirige contra la directora del centro educativo como máxima responsable del colegio y las tres profesionales que trataban directamente con la menor. Se trata de una logopeda, una monitora y la tutora que tenía la niña. A ellas se les escucha en una grabación que ha sido fundamental para que el caso tuviera una gran repercusión mediática y que la Administración haya entrado de lleno en el asunto.

Los padres de la menor, que tiene siete años, ante las sospechas de que la estudiante podría estar teniendo problemas en el colegio, le colocaron una grabadora en la mochila. Ese dispositivo captó los gritos y los insultos que proferían a la niña, a quien se le oye en algunas ocasiones como aúlla. Según la Fundación Antonio Guerrero, ese sonido es el de una persona autista cuando entra en pánico.

La denuncia, a la que ha tenido acceso ABC, incluye algunas transcripciones de fragmentos de esa grabación, que se realizó en un mismo día. Este periódico publicó la semana pasada algunos de esos audios que están incorporados a la causa. Estas profesionales, que trabajan con alumnos con necesidades educativas especiales, hicieron comentarios en presencia de la niña del tipo: ««Todo su cerebro es el que está cascado, hombre y mucho, pero muy tocado, eh? Está muy tocado».

«Ahora se pone la niña así»

En otro fragmento que ha sido reproducido por escrito en la denuncia admitida a trámite, se puede leer como otra de las profesionales denunciadas por un posible delito continuado de trato denigrante, le dice a una compañera. «Ahora se pone la niña así y hay que estar todo el rato al lado de ella. Y el patio verás... En el patio tienes que estar al lado de ella y ya está, porque según Cristina eso es lo que tenemos que hacer. Y nos tenemos que aguantar». Todas esas conversaciones se grabaron cuando las docentes estaban en el aula con los alumnos de necesidades especiales en clase.

En paralelo a la acción judicial, los padres presentaron una queja en la Consejería de Educación que dio lugar a la apertura de un expediente por parte de la inspección educativa. Fuentes del departamento que dirige Javier Imbroda confirmaron ayer a ABC que el informe de los inspectores ya está en manos de los servicios jurídicos. Este miércoles se conocerá el contenido de la citada resolución y las medidas que se han adoptado contra las profesionales. Dos de ellas son funcionarios y las otras dos interinas.

Desde la consejería se le ha dado prioridad al asunto dada la gran repercusión que ha tenido el caso y el escándalo que ha supuesto escuchar a unas profesionales tratando de una manera muy cuestionable a una alumna autista. Será el consejero quien haga público el contenido del informe de los inspectores.

La madre de otro compañero de esta niña, de diez años y que tiene también un trastorno del espectro autista, ha presentado una solicitud de inicio de expediente disciplinario por hechos similares y previsiblemente se sumará a la querella que ya tramitan los juzgados de Dos Hermanas. Al aula específica del colegio Cervantes estaban asistiendo cinco alumnos durante el presente curso. A día de hoy, tan sólo uno continúa acudiendo a clase. Este periódico ha podido confirmar que las profesoras investigadas ya no tienen contacto con el alumnado del centro.