Lucía Elías muestra las medallas ganadas en Cáceres, acompañada de su familia
Lucía Elías muestra las medallas ganadas en Cáceres, acompañada de su familia - Alejandro Hernández

LebrijaEl taekwondo vuelve a brillar en la comarca del Bajo Guadalquivir con el oro de Lucía Elías

La joven deportista lebrijana consigue el campeonato Open de España en la categoría cadete de menos de 46 kilos

LebrijaActualizado:

El equilibro entre cuerpo y mente que tradicionalmente fomentan las artes marciales, también las disciplinas deportivas de combate, es el principal objetivo que buscan los gimnasios andaluces especializados y al que también aspiran los aficionados que practican disciplinas como el taekwondo. Así lo entiende la nueva campeona de España en categoría cadete de menos de 46 kilos, la lebrijana Lucía Elías, una estudiante de segundo de ESO, de 13 años de edad, que el pasado 18 de noviembre se alzó con la medalla de oro en la modalidad de combate y la de bronce en técnica en el Campeonato Open de España celebrado en Cáceres.

Con estos podios, el sur del Bajo Guadalquivir sevillano se perfila como una de las comarcas con mayor futuro en taekwondo, ya que Lucía Elías se une como campeona a la cabeceña Julia Gutiérrez, otra joven taekwondista que ha sido oro en de Andalucía en categorías cadete y junior de menos de 49 kilos y subcampeona de España en cadete femenino de menos de 47 kilos.

«Nunca he tenido que utilizar el taekwondo para defenderme», aclara a ABC la joven deportista, a lo que su padre, José, un agricultor de 46 años de edad, natural de La Campana, que trabaja una parcela de su propiedad en las marismas de Lebrija, también aficionado al taekwondo, añade que «siempre evitamos las confrontaciones, buscamos el diálogo y, si no es posible, preferimos alejarnos del enfrentamiento».

«Empecé con seis años con mi padre en el gimnasio Kwon de Lebrija, bajo la dirección del maestro José Antonio Palacios», señala la campeona que indica que «fue mi padre el que me convenció, el que me dijo que apuntara, probé y me gustó». Lucía puntualiza que «el maestro me vio cualidades y comencé hace un año con los entrenamientos para el combate en Las Cabezas con el maestro Juan Orellana», el mismo que entrena a Julia Gutiérrez. La lebrijana también entrena en un gimnasio especializado de Mairena del Aljarafe.

Lucía Elías se enmarca en ese tipo de jóvenes deportistas que destacan en una disciplina, pero que podrían hacerlo en cualquier otra. «Siempre me ha gustado el deporte, por mi me apuntaba a todos», recalca, «desde taekwondo a atletismo, fútbol, natación o baloncesto».

Ser parte de la selección española y llegar a competir en el campeonato de Europa son las aspiraciones de la joven lebrijana que, según su padre, «va por buen camino». Lucía tiene cinturón negro infantil y cuando cumpla los 14 años se examinará para convalidarlo en adulto. «También va bien en los estudios», se apresura a subrayar el padre, asegurando la deportista que «saco notas de 7 para arriba, aunque me cuesta más en Matemáticas y en Física y Química sobre todo los ejercicios».

Al apoyo incondicional de la familia se suma el de sus compañeros y amigos. «Mis amigas están contentas y siempre me animan cuando voy a competir en algún campeonato», destaca la taekwondista a la que le gustaría ser en un futuro profesora de Educación Física. Su madre, Pepi Vázquez, que suele caminar como práctica deportiva, no duda en afirmar que «la vamos a apoyar siempre», a lo que se suma incondicional el hermano de la deportista, José Antonio, de 9 años de edad que milita en el equipo de fútbol benjamín segundo año del Club Deportivo Juan Cala, completando una familia en la que el deporte está muy presente.

Los dos padres coinciden en que la práctica deportiva es muy beneficiosa para la educación y formación como personas de sus hijos. «Me gusta que haga taekwondo», dice José, a lo que Pepi apostilla que «la práctica deportiva quita a los niños de la calle, les hace pensar en otras cosas, es siempre beneficiosa».