Los loreños Juan Quirós y Adrián Ruiz, dos de los fundadores de Crowdence
Los loreños Juan Quirós y Adrián Ruiz, dos de los fundadores de Crowdence - L. G.

Lora del RíoJuan Roig apuesta por el emprendimiento loreño

El proyecto Crowdence de dos jóvenes de Lora del Río ha sido seleccionado por la aceleradora de empresas del presidente de Mercadona

Lora del RíoActualizado:

Los loreños Juan Quirós y Adrián Ruiz son dos de los cuatro fundadores de Crowdence, una plataforma web donde cualquier persona puede crear y vender camisetas y otros productos personalizados de una forma sencilla y sin asumir ningún riesgo ni realizar ninguna inversión.

«La estampación de las prendas se realiza de manera conjunta una vez finalizada la campaña de venta, lo que ofrece mayor margen de beneficio para el creador y una calidad superior», explican estos treinteañeros, ingeniero y doctor en Informática, uno, y licenciado en Derecho y ADE, el otro, quienes hace 5 años comenzaron a fraguar Crowdence que, a principios de 2019, fue seleccionado por la aceleradora de empresas valenciana Lanzadera, del presidente de Mercadona, Juan Roig.

El proyecto de estos loreños fue elegido de entre los 33 presentados en esta convocatoria, accediendo finalmente sólo once empresas al programa, tras tres días intensos de convivencia en las oficinas de Lanzadera, en Valencia.

Actualmente y durante nueve meses, los loreños permanecerán en la ciudad levantina recibiendo asesoramiento, financiación adaptada a las necesidades de cada proyecto y formación, basada en un modelo de gestión contrastado. «Es una gran oportunidad para hacer llegar nuestra startup a un nivel superior», destacan.

Dentro de la iniciativa Lanzadera de Juan Roig hay diferentes programas, como el denominado Lanzadera, para acelerar empresas innovadoras en funcionamiento y llevarlas al siguiente nivel y que es donde se encuentra Crowdence; el programa Garaje, para la incubación de nuevos proyectos; y el programa Corporate, que promueve la innovación en grandes corporaciones.

Andadura

Crowdence daba sus primeros pasos en 2014. «Siempre habíamos tenido inquietudes emprendedoras y empresariales, y estábamos al tanto de los últimos movimientos en este sector y maquinando ideas cada vez que nos reuníamos inspirados por otras startups», explican estos jóvenes de Lora del Río.

Presentaron su iniciativa al concurso de ideas y proyectos empresariales innovadores de la Universidad Pablo de Olavide, ganando en la categoría general. «Esto, junto con el apoyo en infraestructuras de la Universidad de Sevilla y la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de la Hispalense, nos dio un espaldarazo para confiar en la idea y trabajar para hacerla realidad», relatan.

Posteriormente, fueron también seleccionados en el programa de emprendimiento Minerva, de Vodafone y la Junta de Andalucía, que los ayudó a crear unas bases sólidas para la empresa. «En este camino y con mucho trabajo, hemos llevado esta idea a una empresa rentable y a la que aún le queda mucho camino por recorrer», matizan Juan y Adrián.

Actualmente, Crowdence cuenta con nueve miembros en el equipo y desde su creación, cada año, se ha duplicado la facturación y el número de ventas. Una vez finalice la aceleración, estos jóvenes loreños seguirán inmersos en su «startup». «Queremos seguir hacer creciendo Crowdence y aprovechar todo el potencial que tiene esta idea de negocio, que sabemos que es mucho», subrayan.

La crisis laboral ha llevado a muchas personas a buscar una salida a través del emprendimiento, sin embargo, reconocen que sólo recomendarían el emprendimiento como alternativa laboral a quienes tengan ese tipo de inquietudes, ya que «el sacrificio al principio es muy alto, desde que tienes la idea, hasta que empiezas a ver los resultados».

Para ellos, el espíritu emprendedor «es algo que se tiene o no se tiene, no es algo bueno o malo, y tiene sus cosas positivas y negativas», concluyen.