A la izquierda, el cartel del motoclub que ha sido retirado. A la derecha, el nuevo cartel
A la izquierda, el cartel del motoclub que ha sido retirado. A la derecha, el nuevo cartel - Carmen González
MARCHENA

Obligan a un club a retirar por «machista» un cartel con una mujer montada en una moto

La imagen ha sido sustituida por un esqueleto ardiente subido a una motocicleta en llamas

SevillaActualizado:

Un motoclub de la localidad sevillana de Marchena, «Pasión motera Marchena», ha tenido que cambiar el cartel diseñado para celebrar su II aniversario, tras la denuncia realizada por incumplir tres puntos del Decálogo para una Publicidad no Sexista en Andalucía.

El asunto fue descubierto por técnicos del área de Igualdad del Ayuntamiento marchenero, que tras ver la publicación en las redes sociales del cartel original, en el que se apreciaba a una mujer montada en una motocicleta con medias, un maillot, una gorra y una cazadora. Por esta imagen, Igualdad consideró que se trataba de «un claro caso de publicidad machista».

El asunto fue llevado al Observatorio Andaluz de la Publicidad no Sexista, de la Junta de Andalucía, por el Centro Municipal de Información a la Mujer de Marchena, destacando este centro que en todo momento se contó con la colaboración del motoclub una vez que se contactó con sus responsables para que asumiesen el error y modificasen el cartel.

El cartel original, según Igualdad, incurría en los puntos 2, 6 y 8 del decálogo, que cita, en el primer punto, «fijar unos estándares de belleza considerados como sinónimo de éxito: Anuncios publicitarios que limitan los objetivos vitales de las mujeres, adecuándolos a patrones estéticos y de belleza, y que en ocasiones afecta a la salud física y psíquica de mujeres adultas y adolescentes».

Atenta contra la dignidad femenina

El punto 6 critica «presentar el cuerpo femenino como objeto, esto es, como valor añadido a los atributos de un determinado producto: Anuncios publicitarios que recurren al cuerpo de la mujer en su totalidad o a determinadas partes del mismo como objeto desvinculado del producto que se pretende publicitar con el fin de atraer la atención de su potencial clientela».

Por último, el 8 habla de «atentar contra la dignidad de las mujeres o vulnerar los valores y derechos reconocidos en la Constitución y en el Estatuto de Autonomía para Andalucía: Anuncios publicitarios que presentan a las mujeres de forma vejatoria o humillante, atacando a su integridad física o moral, o que promuevan el dominio del hombre sobre la mujer, fomentando situaciones de abuso o de violencia que se puedan ejercer sobre ella».

El anuncio, finalmente, ha sido cambiado por una imagen de un esqueleto ardiente subido a una motocicleta en llamas, que ha sido cambiado por el original de forma inmediata.