La rama caída sobre la acera del arbolado de la avenida José Antonio Gallego
La rama caída sobre la acera del arbolado de la avenida José Antonio Gallego - A. H.
El Cuervo de Sevilla

El PP alerta del estado de la arboleda de la travesía de la N-IV por El Cuervo

La caída de una gran rama lleva a los populares a exigir que se contraten a empresas privadas que se hagan cargo del mantenimiento de las 44 casuarinas de la avenida José Antonio Gallego

El CuervoActualizado:

La caída desde más de cinco metros de altura de una gran rama de uno de los árboles que separan la avenida José Antonio Gallego de la travesía de la N-IV a su paso por El Cuervo de Sevilla ha llevado al grupo municipal del PP a exigir al gobierno local la contratación de empresas privadas que se hagan cargo del mantenimiento de los 44 grandes ejemplares de casuarina de la zona. El desprendimiento de la rama no ha producido daños materiales ni personales al haber ocurrido de madrugada, cuando el tránsito de vehículos y personas es prácticamente nulo, y al haber caído hacia la avenida José Antonio Gallego y no hacia la travesía por donde el tráfico es constante incluso por las noches.

A juicio del portavoz de los populares, José Manuel Oliva, la situación de estos árboles supone «un grave riesgo por la falta de mantenimiento a causa de la falta de responsabilidad política de este gobierno». Oliva recuerda que en varias sesiones plenarias su grupo ha pedido que se tomen medidas para cuidar y conservar el arbolado de la zona. Además, el portavoz se remite a los más de cuarenta escritos que a lo largo de dos mandatos municipales han presentado los vecinos y que «no han recibido respuesta alguna por parte de este gobierno ni del anterior». El PP entiende que «dar la callada por respuesta no es la solución a los problemas».

Ante los escasos recursos de los que dispone el Ayuntamiento de El Cuervo y el poco personal destinado al mantenimiento de parques y jardines, el PP, teniendo en cuenta la gravedad de la situación del arbolado de José Antonio Gallego, exige que «se tomen medidas con empresas profesionales», porque «aunque estos árboles realizan una buena labor de filtro medioambiental también necesitan un mantenimiento constante». Los populares también denuncian la falta de limpieza de la zona, donde se acumulan las hojas caídas de las casuarinas, «que atascan los imbornales y sumideros, con lo que se producen inundaciones en época de lluvia».

El Ayuntamiento pide ayuda a Diputación

Desde la delegación municipal de Medio Ambiente, su titular, Jon Bejarano (IU), ha reconocido a ABC que «existen numerosas quejas vecinales denunciando desde la legislatura anterior el mal estado del arbolado de la avenida José Antonio Gallego y la incidencia que pudiera tener sobre las viviendas colindantes, viario público y peatones».

Bejarano admite no contar con personal cualificado «para valorar los riesgos denunciados», por lo que, puntualiza, «se solicitó al área de Servicios Públicos para la Sostenibilidad de la Diputación de Sevilla la ayuda técnica para que evaluara y elaborase un informe sobre el estado de dicho arbolado».

El informe remitido por el jefe del servicio forestal de Diputación se centra en las 44 casuarinas de la avenida, que tienen un porte entre 12 y 15 metros de altura con un ancho que va de cuatro a cinco metros, a una distancia de entre 12 y 16 metros de las edificaciones más cercanas. En siete de estos árboles, continúa el informe, se detectó algún tipo de pudrición «poco severa en el tronco por debajo de los cinco metros de altura»; uno de estos ejemplares tenía «pudriciones más severas e inclinación acusada»; y el resto de árboles «no presentan problemas acusados».

Ante este informe, explica el delegado, «el Ayuntamiento procedió a retirar el ejemplar severamente afectado de pudrición y para el control de los siete ejemplares, al no disponer de personal cualificado, ha solicitado a Diputación la ayuda técnica».