Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la Diputación de Sevilla, junto a la diputada de Hacienda Regla Martínez Bernabé - Juan Flores
Economía

Más del 60 por ciento del presupuesto de la Diputación de Sevilla irá destinado a políticas sociales

Crecen 16,1 millones más con respecto al anterior e incide en las políticas sociales, puesto que de cada 100 euros, 63 irán destinados a cohesión social

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Hasta 469,22 millones de euros se eleva el primer presupuesto del nuevo mandato de la Diputación de Sevilla para el año 2020, que acaba de presentar el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, a los medios después de haberse aprobado el anteproyecto este misma mañana en Junta de Gobierno y entregado al resto de la oposición y al Consejo Económico y Social de la Provincia para su estudio.

Estos 469 millones se incrementan en 16,1 con respecto al anterior y serán aprobados provisionalmente en la sesión plenaria de noviembre y definitivamente en el pleno de diciembre.

Durante la presentación de las Cuentas de la Diputación, Villalobos ha insistido en que estos números se han preparado «lo antes posible, máxime cuando suenan tambores de recesión económica que desde la Diputación vamos a intentar amortiguar en nuestros municipios apostando por el empleo y las coberturas sociales».

El presupuesto de 2020 contará con una nueva edición del Plan Supera, «si la liquidación de 2020 lo permite», puesto que de los 300 millones invertidos en infraestructuras en las siete ediciones del Supera, 168 han sido gestionados por los ayuntamientos de forma directa, como ha recordado Villalobos.

El presupuesto de la Diputación es el de «una administración completamente saneada, sin deuda acumulada y con 300 millones en depósitos bancarios que no podemos emplear en políticas sociales debido a la Ley de Estabilidad Presupuestaria, por lo que solicito una flexibilización del corsé de la regla de gasto», como ha incidido su presidente. Así recordó que por tal motivo, 63 millones de los ingresos de 2020 «se quedarán en el cajón sin poder gastar».

Villalobos ha recordado que la partida que sube es la del capítulo 3, en un 1,1% por una mayor puesta al cobro «y eficacia recaudatoria que realiza el Opaef». Otra partida que sube en las Cuentas es la destinada a la Ley de Dependencia, que contará con 4,46 millones de euros más.

Además, se incrementa en 3,5 millones la partida que llega desde la Unión Europea en programas de empleo para combatir la despoblación, uno de los objetivos de este mandato.

El refuerzo a las entidades locales supone uno de los grandes objetivos del gobierno supramunicipal para el próximo año, poniendo sobre la mesa 216,39 millones, ocho millones más que en en el ejercicio anterios. Este aumento llega en casi cuatro millones los gastos no financieros (de 107,4 a 111,4) destinados a las entidades locales y en otros cuatro los gastos financieros (que pasan de 100,9 a 105). En su conjunto, un total de 216 millones (un incremento del 3,85%).

La política social se verá incrementada en 8,76 millones más, pasando de 181,9 a 190,7, o lo que es lo mismo, «63 de cada cien euros del presupuesto no financiero van destinados a coberturas sociales».

En cuanto a la Ley de la Dependencia se destinarán 32 millones de euros, 4,46 millones más, para unas «políticas sensibles», mientras que para Educación se destinarán 16,5 millones, otros 7,8 para Cultura, 4,4 para Deportes y 20,7 para el Servicio Público de Emergencias (bomberos).

El presidente de la institución provincial ha recordado que «el mantenimiento de las carreteras ha pasado a gasto corriente y no figura como inversiones», con lo cual desciende el apartado de inversiones por tal motivo en 1,8 millones de euros.