Especialistas de la Guardia civil, en la joyería del crimen - Efe
Sucesos

En prisión uno de los presuntos autores de la muerte del joyero en Carmona seis meses después

La detención de este individuo se produce gracias a la cooperación con las autoridades policiales de Rumanía cuando intentaba cruzar la frontera a Hungría

CarmonaActualizado:

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de Carmona ha decretado el ingreso en prisión preventiva para I.I., de 24 años y de nacionalidad rumana, como uno de los presuntos autores de la muerte de un joyero de unos 60 años el 6 de agosto de 2018 en esta localidad sevillana, después de ser detenido el pasado 31 de enero por las autoridades policiales de este país cuando intentaba cruzar la frontera hacia Hungría.

Según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa este jueves, en el momento de la detención, el detenido portaba documentación falsa.

Sin embargo, tras un control exhaustivo por parte de los agentes policiales rumanos, se pudo averiguar la identidad verdadera del varón, observando como le constaba una orden europea de detención acordada por las autoridades españolas encargadas de la investigación del homicidioy robo con violencia e intimidación en la localidad de Carmona.

Desde que se tuvo conocimiento del fallecimiento de Francisco Cintado, cuyo cadáver habría sido descubierto atado y amordazado en el interior de su propio negocio en Carmona, la Guardia Civil inició las pesquisas conducentes a la identificación de los supuestos autores.

Tras «un arduo y continuo» trabajo de investigación y gracias a la colaboración ciudadana, se averiguó que los autores abandonaron rápidamente el lugar del crimen huyendo a su país de origen.

Es por ello que desde el inicio de la investigación se realizaron a través del Agregado Interior de Rumanía «múltiples» contactos con las autoridades policiales de este país, los cuales hicieron las averiguaciones necesarias para la localización de los supuestos autores, lo cual dio sus frutos el día 31 de enero con la detención de uno de ellos.

En ese momento se solicitó la extradición del detenido, el cual, una vez en España, fue puesto junto con las diligencias instruidas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de Carmona, quién decretó prisión preventiva para el detenido.

Este crimen y el de un comerciante de nacionalidad china el pasado verano en la localidad de Carmona motivó distintas concentraciones ciudadanas y de dirigentes políticos reclamando más medidas de seguridad.