En la provincia de Sevilla hay identificados 3.478 pit bull terrier
En la provincia de Sevilla hay identificados 3.478 pit bull terrier - ABC
Estadísticas

En la provincia de Sevilla hay identificados 13.250 perros potencialmente peligrosos

La mujer que fue atacada por un perro en Gerena ha recibido el alta tras curarse de las heridas en el hospital Virgen Macarena

SevillaActualizado:

La noticia de que un american staffordshire terrier, un perro catalogado como peligroso, ha atacado a una mujer en Gerena ha conmocionado a Sevilla. La mujer de 62 años ha recibido el alta tras haber sido ingresada en el Hospital Universitario Virgen de Macarena de Sevilla por las heridas sufridas el pasado lunes.

Lo que pocos saben es que en la provincia de Sevilla hay nada menos de 13.250 perros potencialmente peligrosos identificados e inscritos en el Registro Central de Animales de Compañía, de la Consejería de Justicia e Interior de la Junta. Muchos propietarios no inscriben esos perros, razón por la que sólo en 2018 se han abierto en la provincia 68 expedientes a perros peligrosos.

Según el Registro Central de Animales de Compañía, en la provincia de Sevilla hay 13.250 perros potencialmente peligrosos, de los que 3.478 son pit bull terrier; 3.070, american staffordshire terrier; 2.909, rottweiler; 1.133, doberman; 733, american bully; 667 staffordshire bull terrier; 461 dogo argentino; 367 american staffordshire bull terrier; 246 fila brasileño y 187 akita-Inu, entre otros.

Se consideran perros peligrosos (artículo 2 del Decreto 42/2008, de 12 de febrero) aquellos que tienen una determinada tipología facial, ya sea por su carácter agresivo, tamaño o potencia de mandíbula tienen capacidad de causar daños materiales o lesiones graves a las personas u otros animales.

En lo que va de año, la Consejería de Justicia e Interior ha iniciado en la provincia de Sevilla un total de 63 expedientes sancionadores en materia de animales potencialmente peligrosos, ya sea porque no estaban inscritos o porque han protagonizado agresiones a personas o ataques a otros animales por tener un carácter marcadamente agresivo.

Cientos de perros peligrosos siguen fuera de la Ley a pesar de que estar en posesión de uno de ellos puede equiparse con tener un arma de fuego.

La tenencia de cualquier animal de compañía definido como potencialmente peligroso requiere la previa obtención de una licencia administrativa, que será otorgada por el Ayuntamiento del municipio de residencia de quien la solicite ( aquí toda la información).

Los perros potencialmente peligrosos podrán transitar por las vías públicas y por los lugares y espacios de uso público general, pero no por los lugares de ocio y esparcimiento de menores de edad.

La persona que conduzca y controle perros potencialmente peligrosos en vías públicas deberá ser mayor de dieciocho años y tendrá que llevar consigo la licencia administrativa que le habilita para la tenencia de animales potencialmente peligrosos y el documento autonómico de identificación y registro del animal como perro potencialmente peligroso.

En las vías públicas y lugares y espacios de uso público general, los perros potencialmente peligrosos deben llevar bozal adecuado para su raza y serán conducidos y controlados con cadena o correa no extensible e irrompible, de 1 metro de longitud máxima, y adecuada para dominar en todo momento al animal.

Ninguna persona podrá llevar y conducir más de un perro potencialmente peligroso simultáneamente. La pérdida o sustracción del animal debe ser denunciada por su titular, en el plazo máximo de veinticuatro horas desde que tenga conocimiento de los hechos.