Los cuatro concejales rebeldes: de izquierda a derecha, Miriam Zapata, Jon Bejarano, María de los Ángeles Tejero y Francisco Javier Linares
Los cuatro concejales rebeldes: de izquierda a derecha, Miriam Zapata, Jon Bejarano, María de los Ángeles Tejero y Francisco Javier Linares - Alejandro Hernández
El Cuervo de Sevilla

Rebelión de los cuatro delegados del gobierno local de El Cuervo contra el alcalde

Los ediles que forman junto con el regidor el grupo de IU no asisten al pleno en protesta por una moción sobre la caza apoyada por Francisco Cordero

Actualizado:

A poco más de dos meses de las elecciones municipales, el gobierno local de El Cuervo de Sevilla y el grupo de IU que lo sustenta entran en crisis profunda. Una moción en apoyo de la caza y el silvestrismo apoyada y presentada al pleno por el alcalde, Francisco Cordero, en contra de la opinión de los cuatro concejales que integran el ejecutivo municipal ha sido el detonante que ha provocado la crisis en el gobierno y en el grupo político. Los cuatro ediles que ostentan las delegaciones municipales se rebelaron contra la decisión del regidor y no acudieron al pleno donde PSOE, PP y el alcalde respaldaron el tercer punto del orden del día, una propuesta de la Federación Andaluza de Caza.

«El pleno ha sido el detonante de lo que venimos viviendo desde hace más de un año», señaló Francisco Javier Linares, delegado municipal de Educación, durante la comparecencia de los cuatro ediles rebeldes ante los medios de comunicación. Linares añadió sobre el punto aprobado por el pleno que «los componentes del equipo de gobierno mostramos al alcalde nuestro descontento en reiteradas ocasiones». El responsable municipal de Educación fue más allá en su crítica al asegurar que la aprobación de la propuesta sobre caza «es un claro ejemplo de la soberbia y el afán de poder de este señor (el alcalde)».

En la misma línea, la delegada municipal de Hacienda, María de los Ángeles Tejero, apuntó que «estamos cansados de que no se nos escuche, de que no se tengan en cuenta nuestras opiniones, cansados de que se tomen decisiones importantes de forma unilateral por parte de nuestro alcalde y que luego quiera que la gestión del tema en cuestión corra a nuestro cargo».

A la pregunta de ABC sobre si la crisis va a provocar la disolución del gobierno municipal, Tejero aseguró que «no» y remitió a la asamblea local de IU que será la que decida. «Vamos a seguir trabajando», puntualizó, «tanto el gobierno como el grupo municipal van a seguir y esperamos que el alcalde cambie de actitud». La delegada de Hacienda recalcó que «será la asamblea la que estudie la posibilidad de llevar a Francisco Cordero ante la comisión de arbitraje y garantías de IU».

El primer teniente de alcalde y delegado municipal de Urbanismo de El Cuervo, Jon Bejarano, insistió en que lo sucedido no es consecuencia de una actitud puntual del regidor, «es una muestra de egocentrismo y tiranía que ha sido la gota que ha colmado el vaso», que demuestra que «aquí al final se hace lo que el señor alcalde diga». Bejarano lamenta «que se prostituya a Izquierda Unida para salvar el culo» y recuerda que «el equipo hace tiempo que está roto por la ausencia de un capitán que pudo ser pero no fue».

Mariam Zapata, delegada municipal de Cultura, apoyó las argumentaciones de sus compañeros subrayando que en octubre de 2015 «ya empezaron a llegar los primeros comentarios sobre desacuerdos y falta de implicación por parte de Francisco Cordero». Zapata hizo especial hincapié en aclarar que «no somos cobardes por no asistir al pleno, ni radicales por no querer aprobar un punto que nada tiene que ver con las siglas de IU».

El Ayuntamiento de El Cuervo de Sevilla está gobernado por IU que cuenta con cinco de los trece concejales que integran el pleno. El PSOE tiene otros cinco ediles y tres el PP. Para las próximas elecciones municipales de mayo, tanto IU, como PSOE y PP presentarán candidaturas, y en los mentideros cuerveños se habla de que Ciudadanos podría presentarse también.