La pareja ganadora del concurso, Maribel García y su nieta Claudia Valverde
La pareja ganadora del concurso, Maribel García y su nieta Claudia Valverde - L. G.
LORA DEL RÍO

Recetas con mucho amor en «Abuel@chef», el concurso de cocina de abuelos y nietos

Maribel García y su nieta Claudia Valverde lograron el primer premio con su receta de arroz caldos de la abuela

LORA DEL RÍOActualizado:

Si hay algo más bueno que la comida de una madre, es la comida de una abuela. Y si ésta además está cocinada en compañía de los nietos, el resultado es un plato sabroso, pero sobre todo repleto de amor. De esto se dio buena cuenta el pasado sábado, 17 de febrero, en la plaza de abastos del municipio de Lora del Río, obra diseñada por el famoso arquitecto Aníbal González.

Este emblemático edificio de la localidad acogió el concurso de cocina en directo «Abuel@chef», una iniciativa pionera en la comarca en la que diez pequeños loreños cocinaron con sus abuelos recetas culinarias tradicionales. Y todo ello retransmitido, en riguroso directo, por la radio y televisión locales, Onda Cero y Telecable, respectivamente.

La actividad organizada por la concejalía de Salud del Ayuntamiento de Lora del Río ha sido muy aplaudida por los loreños, siendo todo un éxito de participación, quedando muchas personas en reserva, y de organización, ya que, nada tuvo que envidiar a la conocida «Masterchef junior», contando con su propia presentadora, la loreña Aurora Fernández, que dirigió y amenizó el concurso derrochando desparpajo y naturalidad.

Cabe señalar también la gran labor de cuatro jóvenes que tuvieron mucho que ver en el buen hacer de esta actividad. Se trata de las loreñas María Gallego, Virginia Pérez, Gloria Martín y María del Carmen Moreno, trabajadoras del Emplea Joven en el Ayuntamiento de Lora del Río y que formaron parte, junto a David García, agente de innovación local de Guadalinfo, del equipo de organizadores que hicieron posible que esta iniciativa saliera a pedir de boca, nunca mejor dicho.

Los concursantes comprando productos en la plaza de abasto
Los concursantes comprando productos en la plaza de abasto - L. G.

En el evento estuvo presente el concejal de Educación y salud, Raúl García, quien destacó en su intervención que el objetivo del concurso era promover la cocina tradicional y reforzar los vínculos entre abuelos y nietos mientras cocinan y se divierten trabajando en equipo, a la par que se transmiten conocimientos y recetas culinarias a las nuevas generaciones y fomentando el uso de productos locales y el consumo de alimentos frescos comprados en el mercado de Abastos.

En esta primera edición de «Abuel@chef» han participado diez parejas de abuelos-nietos formadas por los abuelos Amparo Nieto, Concepción Osuna, Maribel García, Setefilla González, Margarita Ganfornina, María Francisca Milla, Angeles López, Antonio José Romero, Narcisa Mateos y Purificación Cepeda; y los diez pequeños cocineros Carlota Romero y Francisco Javier Elena, de cinco años; Nahiara Bueno y María Oliver, de seis años; Marta Elena y María Reyes, de ocho años; Claudia Valverde; Paula Macías y María González, de diez años; y Blanca Tomán, de once años.

Pasadas las once de la mañana se daba el pistoletazo de salida a «Abuel@chef». Las caras de los pequeños participantes, situados en sus puestos de cocina mostraban ilusión y nervios a partes iguales. Tras entregarle a los concursantes sus delantales y gorros de cocina, se ponía en marcha la primera fase: la compra de los ingredientes principales para elaborar sus recetas en la plaza de abastos.

Para ello disponían de treinta minutos. El contador se activaba y los «minichef» salían corriendo a toda prisa en busca de sus provisiones. Asimismo, aparte de los alimentos frescos comprados en el mercado de abastos, los concursantes contaron también en sus puestos de cocinado con productos locales como el aceite de oliva del Cortijo el Puerto, que ofreció además cata de aceite para los presentes, las especias de Hermanos Vélez y el pan o harina de Horno Axati, entre otros.

Una vez trascurrido el tiempo de compra, los participantes dispusieron de dos horas de cocinado para preparar sus recetas. Los pequeños se mostraron todo el tiempo comprometidos y concentrados en su labor, haciendo las delicias de los asistentes y mostrando gran desenvoltura entre los fogones. Ante la mirada de los presentes, pelaban ajos, cortaban el pan, espárragos, ponían el agua a hervir, preparaban las cazuelas y los primeros olores a comida recién hecha empezaban a embriagar la plaza.

Paralelamente a esta actividad y mientras los fogones seguían en plena ebullición, el concejal de Educación y Salud, Raúl García, llevó a cabo la entrega de unos libros de receta a los niños participantes en esta actividad.

Una vez finalizado el tiempo de cocinado, los participantes tuvieron que presentar sus platos al jurado, formado por Rocío Rivera, del blog de recetas «Kidsanchic»; María del Carmen González, de «Los blogs de María»; las periodistas Reyes Rocha y Laura Garrido, colaboradora de este periódico.

El plato ganador, arroz caldoso
El plato ganador, arroz caldoso - L. G.

Diez platos listos para degustar, entre los que se encontraban gachas, espárragos esparragados, arroz caldoso, tortilla con salmorejo, merluza confitada, migas, alcachofas, patatas y pimientos rellenos, y patatas guisadas con chocos, almejas y gambas.

A la hora de hacer su valoración, el jurado tuvo en cuenta el sabor, la presentación, la variedad de ingredientes usados y la complejidad del plato, destacando la calidad de todos ellos y la dificultad de decidir, obteniéndose un triple empate.

Finalmente, el plato ganador de esta primera edición de «Abuel@chef» fue el arroz caldoso de la abuela, elaborado por la pareja formada por Maribel García y la pequeña Claudia Valverde. El premio para la ganadora ha consistido en un curso-taller en la Escuela de Hostelería de Sevilla y que su receta esté en la carta de sugerencias del restaurante loreño Javi García.

Todos los concursantes recibieron su correspondiente diploma y un trofeo por su participación, ya que lo principal de este concurso era disfrutar de una jornada en familia y estrechar aún más los lazos con los abuelos, ellos, que se convierten en la mayoría de los casos en segundos padres, ellos, que deberían ser eternos.