El olivar se verá beneficiado por estas concesiones
El olivar se verá beneficiado por estas concesiones - C.G.

Los regantes de Arahal, pendientes de la concesión definitiva del riego

La que tienen, que ha estado paralizada desde 2005, es provisional

C. GONZÁLEZ
ARAHALActualizado:

La Comunidad de Regantes Aguas de Arahal dispone de agua regenerada para regar 450 hectáreas de olivar. La comunicación de esta concesión provisional llegó el pasado 26 de diciembre desde la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Supondrá en esas tierras de un 60% a un 70% más de producción de aceituna y el fin de la vecería.

La solicitud presentada por Arahal ha obtenido la novena mejor valoración por parte de la Confederación Hidrográfica de los más de sesenta proyectos presentados por las comunidades y entidades de Andalucía.

La CHG tendrá que publicar estas concesiones provisionales en el Boletín Oficial de la Provincia. Y entonces, cada comunidad debe presentar la documentación requerida.

El agua que se utilizará para el riego, un total de 675.000 metros cúbicos, procede de la Estación de Depuración de Aguas Residuales (EDAR) que está en las afueras de la localidad, cerca de la A-92, dirección Sevilla. Los regantes ya tienen un convenio firmado con esta empresa para su uso.

No obstante, esta concesión ha estado paralizada durante años, exactamente desde 2005, cuando la CHG pertenecía a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Los técnicos en ese momento no consideraban apta el agua de la depuradora para riego. Desde el año pasado, se han vuelto a activar los expedientes presentados por los regantes de la cuenca del Guadalquivir, y se han adjudicado las concesiones provisionales de riego a 25 comunidades de regantes, aunque 21 han quedado en reserva.

Por esta razón, todas las concesiones tienen que ser ahora ratificadas con la presentación de un proyecto en el que se especifica la infraestructura necesaria para llevar a cabo los riesgos, además de una actualización de los agricultores dados de alta en estas comunidades. En realidad, se trata de un proyecto que lleva años paralizado. En Arahal, por ejemplo, la comunidad de Regantes se constituyó en el año 2002, fue una de las primeras de la provincia. Según explica su presidente, Francisco Humanes, «durante el mandato del entonces alcalde Manuel Brenes y siendo delegado de Medio Ambiente Manuel Segura».

En ese año comenzó a funcionar y pusieron sobre la mesa el proyecto, con la compra incluso de unos terrenos cerca de la depuradora arahalense donde poder construir la balsa.

Ahora sólo es necesario actualizar tanto ese proyecto como los datos de los regantes. «Habrá agricultores que ya no estén con nosotros por lo que hay que poner al día los componentes de la Comunidad», explicó Humanes.

En total calcula que estaban entonces unos 170 agricultores. El proyecto, además de la balsa, incluye las tuberías que conducirán el agua de riego a los olivares de secano. Esto olivares están en los pagos de Palmerón, Pilar Grande (polígono catastral 1), La Cabeza, La Higuerita, La Cañadeja, Cañada de la Villa, La Magallana y Prado de San Roque (polígono 2) y La Grana, Gamonal, Cerro Ovejero. La Herrera y San Rafael (polígonos 30). Todos abarcan una superficie total de 450 hectáreas de riego en olivar de secano. «Esto es riqueza para el pueblo, aumento de la producción de aceitunas y, por tanto empleo», aseguró el presidente de la comunidad. Por eso considera tan importante que los agricultores acudan a una reunión que se ha convocado para el próximo 6 de febrero, a las seis de la tarde, en la sala de uso múltiples del Centro El Arache.

«Es necesario ratificar el proyecto y la constitución de la comunidad para comenzar con lo necesario para que podamos regar esas hectáreas lo antes posible», concretó.