El cuerpo de la víctima apareció en la calle Virgen del Valle de la pedanía de Aral, en La Algaba
El cuerpo de la víctima apareció en la calle Virgen del Valle de la pedanía de Aral, en La Algaba - ABC
Sucesos

El robo de una plantación de marihuana está detrás de la muerte violenta de un joven en La Algaba

La Guardia Civil detiene al dueño de una parcela de la pedanía del Aral que iba a asaltar la víctima junto a unos amigos

SevillaActualizado:

El robo de una plantación de marihuana fue la causa que llevó a un joven de 20 años, junto a unos amigos, a asaltar una finca de la pedanía de Aral, perteneciente al término de La Algaba. Los planes salieron mal y uno de los ladrones acabó muerto. Su cuerpo apareció en la calle tirado y la rumorología se disparó. Una vecina lo encontró de madrugada el domingo día 13, hace ahora una semana.

La víctima era de Málaga y en apenas unas horas la Guardia Civil esclarecía lo que había ocurrido en la calle Virgen del Valle. Este periódico ha confirmado que al menos hay una persona detenida y el caso está a punto de cerrarse policialmente. Este primer arrestado se trata del dueño de la finca donde había al menos 70 plantas de marihuana que habían sido el objetivo de los ladrones. Fuentes de la investigación confirmaron a ABC que en un primer momento, este individuo confesó a los agentes todo lo que había ocurrido. Sin embargo, al presentarse ante la juez, optó por guardar silencio.

Fuentes judiciales han confirmado que este primer detenido ya ha sido enviado a prisión. Además de ese testimonio, los agentes recabaron en tiempo récord otras pruebas contundentes que les permitió ir completando la secuencia de lo que había ocurrido en una parcela apartada del principal núcleo de población.

El peligroso negocio de la marihuana

La víctima, como ya se informara en su día, presentaba varias heridas ocasionadas por arma blanca, las cuales se habrían producido durante la pelea que se desató cuando los asaltantes fueron descubiertos. Por ahora sólo ha trascendido que era de Málaga y que tenía 20 años. Este periódico no ha podido confirmar si tenía antecedentes por delitos contra la salud pública.

Esta víctima es la segunda que se cobra el creciente negocio de la marihuana. Los cultivos están proliferando por el sur de España, que reúne unas condiciones climatológicas muy similares a Marruecos, que es el gran productor de a nivel mundial del cannabis. Lo que empezó como cultivos domésticos cuyas producciones iban encaminadas al consumo propio, se ha transformado en una industria cada vez más desarrollada, con plantaciones (de interior y exterior) que crecen tanto en invernaderos, al aire libre o en viviendas.

En 2016, un joven de 25 años moría en una parcela de Utrera. Uno de los moradores le disparó cuando encañonaba al dueño de una finca donde se cultivaba marihuana. El caso será juzgado el próximo mes de marzo y para la Fiscalía, a la persona que apretó el gatillo hay que aplicarle la eximente completa de legítima defensa por lo que pide su absolución. Una postura bien distinta a la que defiende la acusación particular, que defiende los intereses de la familia del fallecido, y que exige una pena de 12 años y seis meses por un delito de homicidio.