Alumnos, madres y padres se han vuelto a concentrar a las puertas del colegio público
Alumnos, madres y padres se han vuelto a concentrar a las puertas del colegio público - A. H.
EDUCACIÓN

Segundo día sin clases en el colegio Ana Josefa Mateos de El Cuervo de Sevilla

Madres y padres de alumnos entregan un escrito en el ayuntamiento en el que exigen una reforma integral del colegio

Actualizado:

Los alumnos del colegio público Ana Josefa Mateos de El Cuervo han comenzado la semana sin acudir a clase ante la falta de garantías por parte de la delegación territorial de la Consejería de Educación sobre la seguridad estructural del edificio, después de que el pasado jueves se desprendieran dos metros cuadrados de escayola del techo del aula de Música. El derrumbe no afectó a ningún alumno ni profesor ya que se produjo a las 11.30 horas, cuando escolares y maestros se encontraban en el recreo.

La protesta se ha concretado este lunes en una concentración a las puertas del colegio, donde están matriculados 220 alumnos de 3 a 12 años de edad en Educación Infantil y Primaria, la no asistencia a clase y una marcha hasta el ayuntamiento donde se ha registrado un escrito firmado por las madres y padres de alumnos concentrados y el AMPA del centro educativo.

Un operario municipal areglando el techo caído
Un operario municipal areglando el techo caído - A. H.

En el escrito se aclara que «el derrumbamiento de un techo no es producto de un bajante», en respuesta al comunicado publicado el pasado sábado en la web de la Consejería de Educación en la que se afirma que este organismo, a través de la Agencia Pública de Educación (APAE), «se hará cargo, a pesar de ser competencia municipal, del arreglo de los desperfectos ocasionados en el techo de un aula del colegio Ana Josefa Mateos tras la rotura de un bajante». Desde el viernes, tras la visita de técnicos de Educación y del ayuntamiento, cuatro operarios municipales trabajan en el arreglo del techo que se espera que esté concluido este martes.

Para el AMPA, el derrumbe «es la consecuencia de 30 años de abandono, de la falta de inversión pública en la educación de nuestros hijos». En el escrito, las madres y padres de alumnos apuntan que «carece de fundamento» creer que el causante de la deficiencia es un bajante y desglosan los problemas que se dan en el edificio del Ana Josefa Mateos: «El estado ruinoso de la montera, la falta de calefacción en invierno por continuas averías de la caldera, el deterioro de la cubierta, las humedades, las filtraciones, el estado de los aseos, la oxidación de la estructura, las grietas existentes por todo el edificio y los constantes cortes de luz por no disponer de una instalación eléctrica con potencia suficiente».

Con esta situación, la asociación de madres y padres de alumnos indica que el colegio «necesita una reforma integral y completa que subsane todas las deficiencias existentes», además de una ampliación de las zonas comunes, la construcción de un gimnasio y la adaptación del edificio a las tecnologías de la información y la comunicación, así como contar con el equipamiento necesario para hacerlas efectivas.

En el comunicado de la Consejería, en el que se asegura que esta semana se procederá al arreglo del techo del aula de Música, se subraya que «la Junta de Andalucía actúa ante esta situación sobrevenida a pesar de que la competencia en la conservación de los colegios corresponde al ayuntamiento». Ante los concentrados, el alcalde cuerveño, Francisco Cordero (IU), ha admitido que el ayuntamiento es responsable del mantenimiento de los colegios públicos, pero ha señalado que «este colegio lleva 30 años olvidado, sus desperfectos no son consecuencia de hace un año o dos». Cordero considera «lastimoso echar la culpa a un bajante», en el caso del derrumbe del techo del aula de Música, y asegura que la delegación de la Consejería cuenta desde julio de 2016 con el listado de todas las deficiencias del centro educativo.

Tras explicar y poner como ejemplo de acuerdo entre administraciones el alcanzado con la Dirección General de Tráfico para el mantenimiento de los semáforos de la carretera N-IV que atraviesa la localidad, el alcalde se pregunta «¿por qué la delegación de Educación no se preocupa por este centro?» y apostilla que «no han venido nunca por aquí». Cordero ha pedido el apoyo de las AMPA de los otros dos colegios públicos de la localidad y la unión de todos los grupos políticos del municipio.