Concentración de repulsa en Gelves tras el apuñalamiento de una joven de 26 años por su expareja - EFE

Sevilla es la séptima provincia española con más crímenes de violencia machista

En apenas ocho días se han registrado tres agresiones muy graves; una de las víctimas está en coma inducido

SevillaActualizado:

La Junta ha lanzado una nueva campaña de sensibilización dirigida a las víctimas de violencia machista en la que pone el acento en aquellas mujeres que sobrevivieron a esta lacra. A ella bien podría sumarse tres vecinas de Sevilla que en un corto espacio de apenas ocho días han esquivado la muerte tras sufrir graves ataques de sus respectivas exparejas sentimentales. Una de ellas se encuentra aún en serio peligro después de haber sido apuñalada en el tórax por su exnovio el pasado viernes en Gelves. En esa localidad se celebraba ayer una concentración de repulsa.

Según datos del último boletín publicado por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, cerrado a 30 de junio, Sevilla es la séptima provincia española en número de víctimas mortales; la segunda de Andalucía. El recuento arranca el 1 de enero de 2003 y hasta el día de hoy. En concreto, 35 mujeres perdieron la vida por culpa de esta lacra social. En lo que va de 2019 se ha registrado un caso. Ocurrió en enero en Dos Hermanas, cuando un hombre mató a golpes a su mujer en el domicilio familiar. Es el mismo dato que en 2018, cuando también se contabilizó en Sevilla un crimen machista. Fue en Sevilla capital, en el barrio de Los Pajaritos.

El mapa en negro

Con más víctimas mortales se sitúan por encima de Sevilla provincias que también la superan en población como Madrid, Barcelona o Valencia. Sin embargo, también presentan una mayor mortalidad zonas menos pobladas como Santa Cruz de Tenerife, Alicante o Málaga. Llama la atención las elevadas cifras que se registran en el levante español.

Según datos del Observatorio contra la Violencia Doméstica, creado en 2002 en el ámbito de la Administración de Justicia, los juzgados sevillanos registraron en el primer semestre de este año 1.874 asuntos relacionados con esta lacra social. El año pasado se incoaron 7.670 expedientes de esta materia en los órganos judiciales de la provincia.

Incendiar su casa y la de su suegra, disparar a la fachada de su vivienda o apuñalarla en su lugar de trabajo. Así han sido las últimas agresiones cometidas por tres individuos contra las que habían sido sus parejas, ocurridas todas ellas en localidades sevillanas. De los tres autores, dos fueron enviados a prisión y el tercero se encuentra en busca y captura. La proximidad en las fechas, menos de diez días, certifica la gravedad del problema de la violencia machista.

Entrada al bloque donde prendió fuego el agresor de La Corza
Entrada al bloque donde prendió fuego el agresor de La Corza - Manuel Gómez

El pasado 18 de julio, un conocido delincuente de Dos Hermanas se presentó en la casa familiar de su expareja en Mairena del Alcor y descerrajó hasta 14 disparos con una pistola. Las balas del calibre 9 milímetros parabelum impactaron en la fachada de la vivienda y no alcanzaron por suerte a nadie. Miguel Z. F., de 29 años y exlegionario, se dio a la fuga y se encuentra en estos momentos en busca y captura. El agresor había violado una orden de alejamiento que le impedía acercarse a la casa de su expareja, que ya le había denunciado en varias ocasiones.

Tan sólo seis días después, un hombre de 32 años provocaba dos incendios en el barrio de La Corza, en la capital. En los siniestros resultaban heridas dos personas, entre ellas un menor de tres años. David P. H. le prendió fuego a la casa de su suegra donde se encontraba en esos momentos su expareja junto a otros familiares. A renglón seguido, se acercó a la vivienda que compartía con ella, metió una moto en el portal de la finca y en pocos segundos las llamas comenzaron a devorar la motocicleta y la escalera del edificio se llenaba de humo. Una madre y su hijo de tres años que intentaron escapar por el portal sufrieron quemaduras. A David lo buscaba la Policía desde el día antes, cuando su expareja lo denunció.

Además de Gelves, en Mairena del Alcor el agresor tiroteó la vivienda de su ex y en Sevilla le prendió fuego a su casa y a la de su suegra

Tras causar los dos fuegos, fue apresado por la Policía Local cuando trataba de huir del vecindario. El juzgado de Violencia sobre la Mujer 4 de Sevilla lo enviaba a prisión.

Dos días después se producía el tercer caso grave en esta sucesión de episodios de violencia machista en el municipio de Gelves. Un vecino de esta localidad y de origen uruguayo, de 42 años, apuñalaba a su expareja sentimental, de 26 años, en la vivienda donde trabaja ella de cuidadora. Horas después se entregaba en la comisaría de Blas Infante de la Policía Nacional en Sevilla. Fuentes policiales confirmaron a ABC que además de entregarse, confesó lo que acababa de hacer. Al día siguiente la Guardia Civil lo ponía a disposición judicial, donde el detenido se ratificó en su declaración incriminatoria. El juzgado de Violencia sobre la Mujer 1 ordenaba el ingreso en prisión provisional y sin fianza.

La víctima se encuentra en coma inducido en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla, tras ser intervenida de urgencia ya que presentaba lesiones importantes en órganos vitales.

En la concentración celebrada ayer en Gelves, la alcaldesa Isabel Herrera pedía a las mujeres que son víctima de malos tratos que rompan con el silencio si aún no lo han hecho. «Por favor, que las mujeres que lo necesiten acudan a los centros de ayuda. Los centros de información a la mujer local y autonómico están a disposición de esas mujeres que tienen problemas y necesitan apoyo». Su vecina, que se debate entre la vida y la muerte, no lo había hecho.