Operarios de la funeraria trasladan el cuerpo del hombre encontrado muerto en su casa de Gerena - EFE
Sucesos

Un solo golpe en la cabeza y por atrás mató al hombre de Gerena

La principal hipótesis de los investigadores es que el golpe mortal se produjera a traición con el primer objeto a mano que encontró el agresor

La Guardia Civil sigue buscando a su novio, un rumano quince años menor, con el que desayunó la misma mañana

GerenaActualizado:

Un solo golpe en la parte trasera de la cabeza causó la muerte de un hombre de 62 años en su casa de Gerena, un crimen por el que aún no hay ninguna persona detenida y por el que la Policía busca a su novio, un rumano quince años menor, han informado a Efe fuentes de la investigación.

El golpe le produjo la fractura del cráneo y la muerte, y fue realizado este martes con un objeto metálico, de unos treinta o 35 centímetros en forma de columna y que apareció cerca del cadáver, han señalado las fuentes.

Tras la autopsia realizada por el Instituto de Medicina Legal de Sevilla, la principal hipótesis que barajan los investigadores es que el golpe mortal se produjera a traición con el primer objeto a mano que cogió la persona que le agredió.

La investigación ha determinado que el fallecido y su novio habían roto la relación días antes del homicidio, aunque el día anterior se les volvió a ver juntos, incluso se les vio desayunando en un barcercano poco antes de que se encontrara muerto al hombre, que es muy conocido en la localidad.

La Policía Judicial de la Guardia Civil estuvo casi doce horas buscando pistas en la vivienda de Gerena en la que se localizó el cadáver, situada en el número 25 de la calle Manolito Gil, junto al centro de la localidad.

Su novio, según han explicado los vecinos a Efe, no residía en la misma casa que el asesinado, aunque pasaba algunos días en la vivienda de forma esporádica, una casa de una sola planta a la que se accede mediante dos escalones directamente desde la calle.

Fuentes municipales han confirmado que la pareja no está empadronada ni tiene residencia fija en Gerena, un pueblo de 7.000 habitantes situado al noroeste de la capital sevillana.

El titular del juzgado de instrucción de guardia de Sevilla ha decretado el secreto de sumario en torno a la muerte del hombre.