Sevilla llegará este fin de semana a los 40 grados
Sevilla llegará este fin de semana a los 40 grados - M.J. López Olmedo

El tiempo en Sevilla: Osuna y Carmona baten récords de calor durante esta madrugada

Las localidades sevillanas han registrado temperaturas superiores a los 25 grados

SevillaActualizado:

Ya lo advertía la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su rueda de prensa de este jueves, se prevé un otoño más cálido de lo normal. En Sevilla, esta semana los termómetros no han dado tregua y el calor está causando estragos, con máximas de 34 grados y mínimas de 20. Así como una previsión de 38 grados y 21 de mínima para este fin de semana.

Meteorología, además, ha recalcado que esta medianoche dos localidades sevillanas han registrado las temperaturas más altas de España, como son Osuna y Carmona, con 25,7 grados y 25,6, respectivamente, situándose entre las diez más calurosas durante esta madrugada. Ambos pueblos de la provincia ya marcaron durante el mes de agosto picos de temperatura extrema en algunas madrugadas, llegando incluso a los 30 grados.

En lo más alto del ránking de subida del mercurio se encuentran otras como Plasencia (Cáceres), con 26,9 grados; la estación ubicada en el aeropuerto de Córdoba que ha registrado 26,6 grados; o las de Zaragoza y Serradilla (Cáceres), con 26,4 y 26,3 grados, respectivamente.

En Cáceres se ha llegado a los 26,1 grados y en Jerez de los Caballeros (Badajoz) y Fuente Palmera (Córdoba) los termómetros han alcanzado 26 grados. Montehermoso (Cáceres), con 25,6 grados.

Según la Agencia Estatal de Meteorología, el verano climatológico de 2018, los meses de junio, julio y agosto, ha sido cálido en el conjunto de España, aunque con desigualdad según las zonas. En cuanto a las precipitaciones, ha presentado un carácter muy húmedo. Las precipitaciones fueron, en muchas ocasiones, en forma de chubascos acompañados de tormenta.

Los 23,6 grados de temperatura media, 0,6 grados por encima del valor promedio del período de referencia 1981-2010, lo convierten en el decimotercer verano más cálido desde 1965 y el undécimo más cálido de lo que llevamos de siglo XXI. Las temperaturas máximas han sido 0,5 grados más altas de lo normal, mientras que las mínimas han estado 0,7 grados por encima de dicho promedio.