Un padre mata a cuatro miembros de su familia en la localidad francesa de Pau - AFP PHOTO / IROZ GAIZKA

Asesinato en PauTres sevillanos, dos de Pilas y uno de Arahal, asesinados en la ciudad francesa de Pau

Se trata de Manuela Morales Pérez (36 años) y su padre José Morales Leal (65) quienes perdieron la vida junto con un menor y la pareja del abuelo de este, natural de Arahal; el autor se quitó la vida

SevillaActualizado:

Trágico suceso el que se produjo la pasada madrugada en la localidad francesa de Pau, donde murieron cinco componentes de una familia, dos de ellos vecinos de Pilas y otro de Arahal. Se trata de Manuela Morales Pérez (36 años) y su padre José Morales Leal (65)

La mujer y su padre, cuyos cadáveres han sido encontrados este martes por las autoridades francesas en un apartamento incendiado de la localidad gala de Pau son vecinos de la localidad sevillana de Pilas, donde se ha recibido la noticia como una bomba.

Pero además, el autor de este crimen, que también asesinó al hijo de ambos de dos años, y a la pareja del abuelo se quitó la vida al cortarse las venas. Pero antes incendió la vivienda donde vivían.

El hijo común de ambos nació en Francia, que apenas contaba con dos años de edad, y la pareja del abuelo (no estaban casados y era fruto de una segunda relación) es natural de Arahal.

El autor material de este horroroso crimen era un ciudadano con la doble nacionalidad franco-marroquí.

El Ayuntamiento de Pilas, en un comunicado, ha informado de que las autoridades francesas han confirmado que dos miembros de la familia asesinada este martes en Pau son vecinos de la localidad sevillana.

Ante este trágico suceso, el Ayuntamiento ha mostrado su «más profundo pesar» y expresa sus condolencias a familiares y amigos de Manuela Morales Pérez y su padre José Morales Leal, ambos vecinos de Pilas.

El alcalde de este municipio, José Leocadio Ortega, ha convocado para las 20 horas de este martes, una junta de portavoces con carácter urgente.

Fuerte discusión

Los vecinos han llamado a los Bomberos en torno a las 6,40 horas de este martes alertados por el humo que salía de la vivienda, ubicada en el primer piso de un edificio de cuatro plantas. Al entrar, los efectivos han encontrado un sofá en llamas y cinco cadáveres.

Los Bomberos han evacuado el edificio -unas 30 personas- por prevención, si bien el incendio ha quedado controlado rápidamente, tras lo cual la atención se ha centrado en los cuerpos sin vida de la pareja franco-española, su hijo de dos años y el padre de ella y pareja de éste, que al parecer se encontraban de visita.

Un vecino consultado por el diario local «Sud-Ouest» ha contado que hubo una fuerte discusión en torno a las 5 horas. Según su versión, las discusiones eran frecuentes en la pareja. La mujer había presentado una denuncia por violencia doméstica, de acuerdo con un amigo de la esposa, citado por Europe 1.

«Hay signos de violencia», ha confirmado una fuente de la investigación a la cadena francesa. «Todo hace pensar que estamos ante un drama familiar», ha indicado.

Marc Cabane, del Ayuntamiento de Pau, ha explicado a la prensa que «probablemente el incendio fue provocado por el autor (del crimen), que después se suicidó».

«Había mucha sangre por todo el apartamento», ha relatado. La Policía judicial ya se ha trasladado al lugar para comenzar las investigaciones.

Según el relato de algunos vecinos a medios locales, la familia se había trasladado a esa vivienda hace un año, después de que la mujer encontrara en la ciudad un trabajo en la docencia.