Aspecto que presentaba una de las viviendas de la pedanía ecijana de Isla del Vicario - EP
ÉCIJA

Vecinos de Écija ante la crecida del río Genil: «Esta vez ha ido todo muy deprisa»

La pedanía Isla del Vicario se ha inundando y sus vecinos han sufrido importantes pérdidas materiales

ÉCIJAActualizado:

Vecinos de Isla del Vicario, una pedanía de la localidad sevillana de Écija, se han visto sorprendidos por la crecida del río Genil que ha anegado las viviendas colindantes y ha afectado al ganado de la zona.

En declaraciones a Europa Press Televisión, una de las vecinas afectadas, Yolanda Aguilar, ha explicado que se ha desbordado el río Genil a su paso por el municipio astigitano y ha llegado a las viviendas de la zona.

«Estuvimos todo el sábado por la noche observando que el río iba subiendo y subiendo, pero no sabíamos hasta dónde iba a subir», ha manifestado y ha añadido que fue un vecino quien alertó a los residentes de esta pedanía de la crecida del río.

«Un vecino llamó a mis hijos para que lo ayudaran a sacar a las vacas y fue en ese momento cuando vi que el río empezó a entrar por mi puerta», ha señalado visiblemente afectada.

De hecho, ha afirmado que fue todo «muy deprisa», a diferencia de otras veces que ha ocurrido lo mismo. «Otras veces ha entrado más lento y ha dado tiempo, pero esta vez ha entrado enseguida cogiendo el nivel de subida del río y poco hemos podido hacer», ha lamentado.

Hoy, ha dicho, toca «limpiar, salvar lo que se pueda y lo que no se tendrá que tirar». De hecho, ha calculado que «las camas, los colchones, la ropa, los electrodomésticos... todo para tirar porque tendrá poco arreglo».

Varias ovejas ahogadas
Varias ovejas ahogadas - EP

«Cada vez que crece el río se nos sale», ha manifestado y ha añadido que «en el pueblo pusieron un muro de contención que al pueblo le ha venido bien pero a la Isla del Vicario ha sido una bomba porque viene más agresivo el río».

Por su parte, otra vecina afectada, Margarita Delgado, ha indicado que fue otro residente en el lugar el que los alertó de que tenían «el agua en la puerta».

«Hasta esta mañana no he podido entrar en mi vivienda y estaba toda la casa nueva, pero ha venido la riada y lo ha llenado todo de lima», ha lamentado.