Plaza de Abastos de El Viso del Alcor
Plaza de Abastos de El Viso del Alcor - EFE

El Viso del AlcorEl juez cierra la instrucción sin ver indicios contra el detenido por el crimen del vigilante

El magistrado dicta auto de conclusión de sumario tras la práctica de todas las diligencias necesarias y a pesar de ser reconocido por un testigo protegido

SevillaActualizado:

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Carmona ha cerrado la instrucción abierta por el asesinato de un viligante de seguridad ocurrido en El Viso del Alcor en junio de 2008 y por el que se estaba investigando a Sergio Fernando Lima Moreira, alias Dani «el Uruguayo», que fue detenido diez años después de los hechos. La titular del órgano judical no ha apreciado indicios de criminalidad contra el acusado, por lo que no lo procesa.

La juez, en un auto al que ha tenido acceso ABC, ha acordado, tras haberse practicado cuantas diligencias se han estimado necesarias para la comprobación del delito, declarar concluso el sumario incoado en su día por un supuesto delito de homicidio, tentativa de homicidio y robo con violencia e intimidación por el crimen de este vigilante en el mercado de abastos de la localidad.

Entre las diligencias practicadas por el Juzgado se encuentran la toma de declaración a un testigo protegido, un rueda de reconocimiento y el interrogatorio al único acusado e investigado. Precisamente, la juez expone en el auto que de todas las pruebas realizadas se desprende que no aparecen indicios racionales de criminalidad contra Dani «el Uruguayo», por lo que se concluye el sumario sin procesamiento alguno.

Rueda de reconocimiento

Ahora se abre un plazo de alegaciones y recursos ante la Audiencia Provincial de Sevilla, órgano al que el juez ha remitido este sumario. Esta decisión llega después de que hace unas semanas un testigo reconociera sin mostrar ninguna duda al presunto autor del asesinato en rueda de reconocimiento, donde señaló a Sergio Fernando Lima Moreira, como la persona a la que vio en el lugar de los hechos. Dani «el Uruguayo», un delincuente considerado muy peligroso, estaba custodiado por hasta cinco guardias civiles.

El testigo clave lo identificó una primera vez sin ninguna duda ni titubeo. Luego las cinco personas de la rueda cambiaron de posición y de número y volvió a identificarlo sin ningún género de duda. Todo ello a pesar de que el aspecto del presunto autor es bien distinto ahora al que tenía el día del crimen y a que han pasado cerca de once años.

Esta circunstancia daba una nueva dimensión al caso pero no ha bastado para el procesamiento del investigado por este crimen, que conmocionó a toda la localidad. «El Uruguayo» estuvo varios años fugado de la justicia hasta que fue detenido por un atraco a un camionero en Sevilla, por el que está actualmente en prisión, en Morón de la Frontera.