El alcalde de Utrera junto a los representantes de UGT y CSIF en el Ayuntamiento de Utrera
El alcalde de Utrera junto a los representantes de UGT y CSIF en el Ayuntamiento de Utrera - A.F.
Sindicatos

El Ayuntamiento de Utrera y los sindicatos mayoritarios alcanzan un esperado acuerdo

En los últimos tres años los desencuentros entre el consistorio utrerano y los sindicatos UGT y CSIF han sido sonados

Utrera Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El tramo final del año 2018 ha albergado un instante importante en el seno del Ayuntamiento de Utrera, ya que el equipo de gobierno y los sindicatos mayoritarios que representan a los trabajadores municipales – que en el caso de Utrera son UGT y CSIF-, ponían fin a más de tres años de desencuentros, cruces de acusaciones y crispación, protagonizando la firma del acuerdo de funcionarios y el convenio colectivo del personal laboral. El anterior texto databa del año 2008, y desde la última etapa del gobierno andalucista, los sindicatos estaban reivindicando la elaboración de un nuevo acuerdo que se adaptara a la realidad actual, que llega ahora a su culminación tras numerosas negociaciones, justo una década después del anterior acuerdo.

«Desde el punto de vista interno, es para mí uno de los días más importantes desde que ocupo el puesto de alcalde, y es que hay que tener en cuenta que el último acuerdo se firmó hace diez años, un dato que nos da la medida de la importancia que tiene esta firma», comentaba el alcalde de Utrera, José María Villalobos, quien aseguró que «es lógico que tengamos nuestras diferencias, pero sí hay buena voluntad por ambas partes, es posible alcanzar un acuerdo, como queda demostrado con esta firma». El alcalde de Utrera quiso «agradecer tanto a UGT como a CSIF, el trabajo, la seriedad y el esfuerzo que han demostrado para poder firmar este acuerdo, así como la implicación de la delegada de Empleo y Recursos Humanos, Carmen Suárez».

Negociación

En el acto oficial celebrado en el Ayuntamiento de Utrera para firmar este importante acuerdo a nivel interno, estuvo presente el responsable de la sección sindical de CSIF en el Consistorio utrerano, Antonio Rincón, quien explicó que «llevábamos ya mucho tiempo negociando este acuerdo, comenzamos con el anterior equipo de gobierno y hemos llegado hasta ahora. Ha costado trabajo, pero por fin ha llegado y ahí están los resultados».

El nuevo acuerdo afecta a los más de 200 funcionarios con los que cuenta el Ayuntamiento de Utrera en la actualidad, 95 laborales de plantilla y las más de 300 personas que trabajan a lo largo del año de manera temporal para el Ayuntamiento de Utrera, a través de los diferentes planes de empleo que se ponen en marcha. Antonio Léon es el responsable de la sección sindical de UGT, así como coordinador local de este sindicato, y comentaba que «no ha sido fácil ni sencillo alcanzar este acuerdo, ha costado más de tres años, numerosas reuniones, muchas mesas de negociación, cuatro denuncias a la inspección de trabajo, dos denuncias judiciales, querellas, manifestaciones y la crispación que todo ello conlleva». Para León, la resolución de este enconado conflicto ha llegado «cuando las partes hemos visto que esta situación nos perjudicaba a todos y ha llegado el momento de tender la mano y alcanzar el diálogo, desde UGT estamos satisfechos con el acuerdo que se ha alcanzado».

El nuevo convenio recupera el horario de las 35 horas semanales para los funcionarios municipales

Por parte del Ayuntamiento de Utrera, la persona encargada de sentarse a negociar con los responsables de las secciones sindicales a lo largo de estos más de tres años ha sido la delegada de Empleo y Recursos Humanos, Carmen Suárez, quien también estuvo presente en el acto en el que tenía lugar la firma del acuerdo. «Al final hemos podido llegar a un consenso, y el nuevo texto incorpora mejoras en aspectos como la conciliación familiar, soluciona problemas históricos, se encuentra adaptado a la nueva realidad laboral, cuenta con mayor protección para los trabajadores municipales en el caso de que sean víctimas de violencia de género, recupera el horario de 35 horas semanales y permite implantar el control de presencia, entre otras muchas ventajas».

Todas las partes han incidido en lo complicada que ha resultado la negociación, y en la importancia que tiene para el día a día de los trabajadores municipales que finalmente se haya podido alcanzar un entendimiento. Por eso el acto finalizaba de manera simbólica con un fuerte apretón de manos entre el alcalde y los representantes municipales, con el que esperan que se inicie una nueva etapa para los trabajadores del Ayuntamiento de Utrera.