Utrera

Comienza la restauración del retablo de Consolación de Utrera, joya del barroco andaluz

Las obras podrán visitarse con una estructura específica, al igual que ocurrió en la Iglesia del Salvador de Sevilla

UtreraActualizado:

Dentro del proyecto de recuperación del patrimonio de la ciudad, por parte del Ayuntamiento utrerano, el pasado lunes comenzaba el montaje de los andamios para la restauración del retablo mayor de Consolación, una de las joyas barrocas más relevantes de Andalucía. El proyecto, elaborado por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) y aprobado por la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Junta , supondrá un coste que ronda los 700.000 euros, (financiados por el consistorio,70% y el Arzobispado,30%).

Los trabajos, que estarán a cargo de la empresa Ágora Restauraciones de Arte, consistirán en la restauración y conservación del retablo mayor y otras actuaciones complementarias sobre paramento trasero, pinturas murales, zócalo cerámico, ventanas y cerrajería del Santuario de Consolación. El proyecto incluye además el arreglo del camarín de la Patrona, la construcción de un columbario detrás del retablo y un centro interpretativo de la Virgen de Consolación en el conocido por los utreranos como «cuarto del lagarto».

Según ha manifestado el rector del Santuario de Consolación, Joaquín Reina, se trata de una «necesidad imperiosa», debido al avanzado estado de deterioro del retablo, obra del siglo XVIII que destaca por sus grandes dimensiones (15,5 metros de altura y 12 de anchura). «El pasado mes de julio, se firmó el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Utrera y el Arzobispado de Sevilla para dicha restauración, y ahora se hace realidad».

En cuanto a plazos, según Sousa Reina, las obras de recuperación del retablo tendrán una duración de un año, por lo que para las próximas fiestas patronales de septiembre, los trabajos no estarán terminados. «Sin embargo, la intención es que la virgen se quede en el Santuario durante el transcurso de la obra que intentaremos que afecte lo menos posible a la vida del templo», ha aseverado.

«Abierto por obras»

En este sentido, el alcalde José María Villalobos ha manifestado, por su parte, que los trabajos se ejecutarán bajo el modelo de «abierto por obras», esto quiere decir que las personas que así lo quieran podrán visitar de cerca los trabajos de restauración gracias a la colocación de una estructura específica para ello, al igual que ocurrió en la iglesia del Salvador de Sevilla. Además, el convenio suscrito recoge que se dispondrá el Santuario para la realización de actividades culturales como exposiciones, música o investigación científica.