Un agente de la Guardia Civil ante una plantación de marihuana intervenida en la provincia
Un agente de la Guardia Civil ante una plantación de marihuana intervenida en la provincia - ABC
Utrera

La Fiscalía pide absolver al acusado de matar a un joven que intentó robarle una plantación de marihuana

La víctima, de 25 años, asaltó la finca de un amigo del procesado junto a otros dos compinches que serán juzgados por robo

SevillaActualizado:

¿Legítima defensa u homicidio? Ése es el debate que tendrá lugar en una sala de vistas de la Audiencia Provincial el próximo mes de marzo, cuando se celebre el juicio con jurado popular por la muerte de un joven de 25 años en una finca de Utrera, en octubre de 2016. El fallecido intentó asaltar en la madrugada del 2 de octubre una casa parcela que guardaba una plantación de marihuana en compañía de dos compinches, pero el intento de robo fue repelido por los disparos de uno de los moradores.

Para la Fiscalía, a la persona que apretó el gatillo hay que aplicarle la eximente completa de legítima defensa por lo que pide su absolución. Una postura bien distinta a la que defiende la acusación particular, que exige una pena de 12 años y seis meses por un delito de homicidio.

Este caso investigado por la Guardia Civil destapó la creciente violencia que hay en torno a las plantaciones de marihuana que están proliferando en el sur del país. Unos cultivos muy preciados que están siendo objeto de ataques y cuyos propietarios se están armando para defenderlos.

En este procedimiento, la Fiscalía entiende que la plantación que crecía en la finca de una zona conocida como La Minilla no tenía como objetivo la venta a terceros; o al menos no ha quedado probado. Sin embargo, el arma utilizada, como detalla el Ministerio Público en su escrito de acusación, era una escopeta de aire comprimido que había sido modificada para que pudiera disparar munición semimetálica.

Este caso destapó la creciente violencia que hay en torno a las plantaciones de marihuana que están proliferando en el sur del país

En la madrugada del 2 de octubre de 2016, la víctima, que era vecina de Dos Hermanas, en compañía de dos compinches que se sentarán en el banquillo el próximo mes de marzo, intentaron saltar la tapia de la finca donde estaban pasando la noche su propietario,que responde a las iniciales A. M. G., con su novia y otra pareja. Una de las chicas fue la que dio la voz de alerta al ver en el exterior la figura de un extraño.

El dueño se encaminó al cercado de la parcela y vio cómo «la víctima colocaban una escalera para introducirse en su parcela» por lo que «corrió hacia el muro con el firme propósito de frustrar el acceso de los asaltantes, retirando la escalera». En ese momento, relata el escrito del fiscal, el fallecido, aupado en el muro, realizó un disparo al aire con la escopeta que portaba y, encañonando a A.M.G., le espetó 'tírate al suelo maricona que te mato’, echándose éste último al suelo y quedando «en absoluta indefensión» al encontrarse «en un ángulo de visión frontal de tiro».

Cuando el acusado de homicidio vio la escena, corrió en ayuda de su amigo, cogió el arma que éste tenía en la casa y disparó al asaltante, que fue sacado de allí por los otros dos ladrones. La víctima fue trasladada al hospital de Utrera donde le dejaron y ellos abandonaron el lugar sin identificarse. El joven sería después trasladado al Virgen del Rocío donde moriría por los daños cerebrales que sufría.

La Fiscalía sí solicita tres años y medio de cárcel por intento de robo con violencia en casa habitada para los cómplices del fallecido y un año y medio para el dueño de la finca por tenencia ilícita de armas. Según ha informado este jueves el TSJA, el juicio arrancará el próximo 11 de marzo con la constitución del jurado.