El cantaor utrerano Juan Montoya ha muerto a los 89 años
El cantaor utrerano Juan Montoya ha muerto a los 89 años - J.M. BRAZO MENA
NECROLÓGICA

Muere a los 89 años el cantaor flamenco Juan Montoya en Utrera

Ha fallecido este domingo al no poder superar una larga dolencia producida por un cáncer de próstata

UtreraActualizado:

El flamenco está de luto. El cantaor Juan Montoya Fernández, hermano del conocido artista Enrique Montoya, ha fallecido este domingo en su pueblo natal, Utrera, a los 89 años de edad, tras la larga dolencia producida por un cáncer de próstata. El sepelio se oficiará este lunes 10 de septiembre, a las 13 horas, en la capilla del Tanatorio de Utrera ubicado frente al cementerio municipal.

Juan Montoya, al igual que su hermano, se inició en el cante desde niño, ganando concursos, y después acompañando a artistas en diversas giras nacionales como Estrellita Castro, Marifé de Triana y a su propio hermano Enrique Montoya, entre otros. Juan profundizó siempre de una forma directa en las raíces del flamenco, que llegaría a conocer y dominar en sus largas y amplias facetas.

Sin embargo, mientras su hermano Enrique cogió una guitarra y se escapó de su casa, marchando a Madrid en busca del esplendoroso futuro musical que el destino le tenía reservado, Juan era feliz en Utrera y se conformaba con su trabajo en la fábrica de La Fontanilla, en su pueblo natal, donde se juntaba con gitanos maravillosos y se iban a cantar juntos a una taberna ubicada en la calle Vía Marciala.

No obstante, la necesidad de alimentar a su familia, en aquellos tiempos de precariedad, le obligó al artista a irse a Madrid para actuar en diversos espectáculos con conocidos artistas en la capital de España y en diversas giras por la geografía nacional, ya que en poco tiempo ganaba más dinero que trabajando todo un mes en la fábrica de Utrera, según declaró el cantaor utrerano en una ocasión.

Una vez de vuelta a su ciudad y ya apartado de los escenarios, aunque siempre estuvo dispuesto para asistir a recitales y encuentros donde poder ofrecer su amplio repertorio, además de colaborar en la grabación de discos. Fue fundador de la hermandad del Rocío de Utrera y se volcó en la Cátedra de Flamencología, un organismo creado con el objetivo de divulgar y salvaguardar el flamenco en la localidad.

Además de su legado artístico y su inquietud por profundizar en el flamenco en su ciudad natal, donde era un personaje muy querido Juan deja seis hijos, algunos de ellos pertenecientes también al mundo artístico, como Juan Carlos y Luis, («Arte y compás»), con los que cantó en los más depurados estilos libres y de compás.

Juan fue un personaje muy querido en su Utrera natal donde se implicó diversos proyectos siendo fundador de la hermandad del Rocío de Utrera y de la Cátedra de Flamencología de Utrera, una entidad que el mismo presidió muchos años, nacida con el objetivo con el objetivo de divulgar y salvaguardar el flamenco en la ciudad de Utrera.

Juan Montoya, además de su recuerdo imborrable como artista, deja seis hijos, algunos de ellos también en el mundillo artístico, todos ellos han estado con el hasta el último y falta momento de su fallecimiento en el día de hoy.