El retablo de Consolación de Utrera es una joya artística creada a comienzos del siglo XVIII
El retablo de Consolación de Utrera es una joya artística creada a comienzos del siglo XVIII - A.F.
Patrimonio

Patrimonio tramita la aprobación definitiva del arreglo del retablo del santuario de Consolación de Utrera

La intervención comenzará en los próximos días y contará con un presupuesto de 700.000 euros

Alberto Flores
UtreraActualizado:

Una de las joyas del patrimonio artístico de Utrera, como es el retablo del santuario de Consolación –un templo catalogado como Bien de Interés Cultural-, va a ser objeto de una importante restauración. Un proyecto que ya cuenta con la aprobación definitiva de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, que según el alcalde de Utrera –José María Villalobos-, comenzará en los próximos días y que contará con un presupuesto de 700.000 euros.

La empresa que se va a encargar de este trabajo es «Ágora Restauraciones», que ya afrontado proyectos como la restauración de las pinturas murales del Museo de Bellas Artes o del retablo mayor de la catedral de Sevilla. «Es una suerte y una garantía que los trabajos vayan a ser ejecutados por Ágora, una de las mejores empresas del mundo en este sector y que cuenta con una carrera muy contrastada», ha señalado al respecto el alcalde de Utrera.

Grandes dimensiones

Se trata de una pieza artística creada en el año 1713, con unas dimensiones de más de 15 metros de altura y 12 de anchura, muestra del esplendor que llegó a reinar en el santuario de Consolación, centro de una romería que congregaba por aquellos años a miles de personas. Tras sucesivas intervenciones realizadas en los últimos años en el templo que es la casa de la patrona de Utrera, el arreglo del retablo es la última de las grandes asignaturas que quedaba pendiente.

El proyecto aprobado contempla la restauración y conservación del propio retablo, así como actuaciones complementarias sobre su trasera, en pinturas murales, el zócalo cerámico, ventanas y cerrajería del santuario. El retablo presenta problemas de fijación a la pared, así como la pérdida de la policromia de muchos de sus elementos decorativos. Del presupuesto para esta primera fase el Ayuntamiento de Utrera aportará 500.000 euros, mientras que el Arzobispado de Sevilla se encargará del resto del montante económico.

Los trabajos de restauración del retablo se extenderán durante un año

En los próximos días comenzarán los trabajos para devolverle a esta joya el esplendor perdido, ya que la intención es que la obra esté finalizada antes del 1 de mayo del próximo año 2020 –la fecha en la que tradicionalmente la Virgen de Consolación protagoniza una salida procesional-, un año con cierto carácter simbólico en el que además se cumple el quinto centenario del inicio de la construcción del santuario de Consolación.

Para los amantes de la historia, el arte y la arquitectura, la restauración del retablo del santuario de Consolación se va a llevar a cabo siguiendo el modelo denominado «abierto por obras», que permite a todos los interesados poder observar en el propio templo la marcha de las obras, con la colocación de una estructura específica para ello. «Este proyecto de restauración será un reclamo turístico ya que se podrá apreciar el retablo de Consolación como nunca antes se había hecho», apunta Villalobos.

A la intervención en el retablo se le unirá también el arreglo del camarín de la virgen, la construcción de un columbario detrás del retablo y la puesta en marcha de un centro de interpretación de la Virgen de Consolación en la estancia que los utreranos conocen de manera cariñosa como el «cuarto del lagarto».