El Castillo de Utrera poco a poco ha vuelto a la vida gracias a los trabajos de restauración de la última década
El Castillo de Utrera poco a poco ha vuelto a la vida gracias a los trabajos de restauración de la última década - A.F.
Patrimonio

La restauración de la muralla del Castillo de Utrera dibuja una nueva imagen de este histórico monumento

El proyecto encara ya su recta final, estando sólo a la espera de que Patrimonio apruebe la cuarta y última fase

UtreraActualizado:

A lo largo de la última década la localidad de Utrera está descubriendo poco a poco la nueva imagen de uno de sus monumentos más importantes pero que al mismo tiempo ha sido más maltratado por el paso del tiempo. Se trata del Castillo de Utrera, una edificación que comenzó a levantarse en el siglo XIII y donde las máquinas y los operarios acaban de terminar el trabajo incluido en la tercera fase de restauración de sus murallas. Tras esta tarea, sólo quedarán las labores comprendidas en la cuarta y última fase, que todavía está pendiente de la aprobación de la Comisión Provincial de Patrimonio.

En los últimos meses se han llevado a cabo trabajos en la conservación del lienzo de muralla entre la torre oeste y la torre sureste, por lo que la cuarta fase se centrará entre la torre esquina y la torre norte. Así los profesionales que están trabajando en esta restauración han limpiado toda la zona de la vegetación que había crecido a sus anchas a lo largo de las últimas décadas, han colocado una lámina drenante en el lienzo y en la torre, también han procedido a la colocación de armaduras y hormigonado del muro, revestimientos de piedra natural en la zona inferior y han llevado a cabo la reparación de la superficie de la zona superior con terminación de mortero.

El Castillo de Utrera está volviendo poco a poco a la vida en los últimos años, después de que haya estado engullido tradicionalmente por las edificaciones colindantes, que prácticamente ni siquiera dejaban contemplarlo en toda su majestuosidad. Primero se llevó a cabo el arreglo de la Torre del Homenaje, para comenzar después con la intervención en otras zonas como la propia muralla, ya que el objetivo es recuperar una visión integral del monumento y que se convierta en un nuevo recurso turístico de Utrera, que se una a fantásticas iglesias como Santa María, Santiago o el santuario de Consolación -donde precisamente se está restaurando también su valioso retablo barroco-.

El Castillo de Utrera ha sufrido a lo largo de la historia todo tipo de destrucciones y avatares

Dentro de los trabajos que se han llevado a cabo a lo largo de los últimos meses, también se ha rehabilitado el paso de ronda, se han reconstruido volúmenes erosionados, se han reparado los escalones de acceso de la plaza de armas al paso de ronda, se ha intervenido en el tramo de paso de ronda a torre suroeste, el cambio del suelo y la escaleras del interior de las torres con solería de baldosas de barro cocido.

El Castillo de Utrera -aunque ha sufrido todo tipo de reconstrucciones, destrucciones y avatares históricos-, es el monumento más antiguo de la localidad, por lo que el sueño de la corporación municipal es poder recuperar parte de la imagen que tuvo en sus comienzos. Una fortaleza que se encuentra ubicada en una elevación natural del terreno que cumplió una función crucial dentro de la denominada «banda morisca», una serie de fortificaciones que se extendían por la comarca y que servían para vigilar la frontera entre los reinos cristianos y los dominios musulmanes. En la actualidad quedan muchos vestigios de esta infraestructura en forma de torres, fortalezas y castillos.

Paseo del Mostachón

La obra de rehabilitación de las murallas del Castillo de Utrera, suponen según el alcalde de Utrera, José María Villalobos (PSOE) «una apuesta clara de este Ayuntamiento por hacer realidad la consolidación del patrimonio cultural de Utrera». El primer edil utrerano ha querido también recordar que las obras que se están llevando a cabo no afectan a la actividad cultural y turística propia del Castillo, que sigue abierto al público en sus horarios habituales.

Además de las intervenciones que se están llevando a cabo en este monumento, el espacio que ocupa va a acoger en un futuro el denominado «Paseo del Mostachón», una nueva calle peatonal ubicada a las faldas del cerro donde se levanta el Castillo, que se abrirá gracias a la compra por parte del Ayuntamiento de Utrera de edificaciones colindantes, que próximamente serán derribadas y en cuyo nuevo espacio se levantará un museo de escultura al aire libre impulsado por el escultor local Salvador García.