En la caseta municipal de Utrera todos los años se celebra una gran «cena del pescaíto»
En la caseta municipal de Utrera todos los años se celebra una gran «cena del pescaíto» - A.F.
FIESTAS

Utrera se prepara para vivir intensamente su feria más tempranera e inclusiva

El encendido del alumbrado tendrá lugar el miércoles 4 a las 22.00 horas y el jueves habrá dos horas de «feria sin ruido»

Alberto Flores
UtreraActualizado:

La localidad de Utrera se prepara para disfrutar de una de las ferias más emblemáticas e históricas de toda la provincia sevillana, que comenzará a las 22.00 horas del miércoles 4 de septiembre y se extenderá hasta la jornada del domingo 8 de septiembre, coincidiendo además con la festividad de la Virgen de Consolación, patrona de Utrera y que congrega todos los años a miles de peregrinos que llegan caminando para visitarla desde localidades cercanas.

Como principal novedad, la feria de Utrera 2019 comenzará dos horas antes de lo habitual, ya que el encendido del alumbrado se adelanta a las 22.00 horas. «A esa hora ya hay mucha gente en la feria, tanto en las tradicionales cenas del pescaíto como paseando por las calles, lo que se une a que es el ‘día del niño’ en la zona de atracciones. Con esta decisión conseguimos que todo el mundo vea la feria luciendo desde ese momento», ha explicado el alcalde de Utrera, José María Villalobos (PSOE), para justificar esta decisión.

Otra de las novedades llegará el jueves 5 de septiembre –una jornada que además cuenta con el aliciente de ser fiesta local-, donde de 20.00 a 22.00 horas se vivirán por primera vez dos horas especiales que se han denominado como la «feria inclusiva» o «feria sin ruido», diseñada para que las personas que tienen problemas con el ruido o alguna enfermedad como por ejemplo el autismo, puedan disfrutar de la feria como nunca lo han hecho hasta ahora. El alcalde de Utrera ha apuntado que «hemos pedido a los caseteros que apaguen los equipos de música de las casetas durante estas dos horas».

Casi 100 casetas

La feria de Utrera cuenta con casi un centenar de casetas, la mayoría de ellas de entrada libre y habitualmente vive su mayor momento de animación a partir de las 19.00 horas aproximadamente, cuando las altas temperaturas ofrecen una tregua a los feriantes para disfrutar al máximo esta celebración que hunde sus raíces en la historia de la Virgen de Consolación, que hasta el siglo XVIII congregó una de las romerías más importantes de las que se celebraban en todo el país.

El domingo a las 23.55 horas, un espectáculo de fuegos artificiales –lanzado desde el parque del V Centenario-, pondrá el broche final a una fiesta que utreranos y visitantes viven de manera muy intensa y que por su situación en el calendario se convierte en el tramo final de las vacaciones veraniegas y su final significa el comienzo del nuevo curso.