La joven María del Mar de la Vega, que con solo 23 años ya ha publicado dos libros
La joven María del Mar de la Vega, que con solo 23 años ya ha publicado dos libros - A. F.

Una utrerana novela los problemas que afectan a los adolescentes

María del Mar de la Vega aborda en «Caminando sobre cristales» temas como la violencia de género, el amor o la amistad

UTRERAActualizado:

La adolescencia es sin lugar a dudas un momento clave en la vida de cada persona, una época en la que los jóvenes tienen que enfrentarse a problemas radicales como el consumo de drogas, el amor o la violencia. Con apenas 23 años, la utrerana María del Mar de la Vega ha sido capaz de plasmar por escrito la encrucijada ante la que se encuentran los adolescentes, ofreciendo recetas para salir victorioso de estos envites. Lo hizo primero con su novela «Felicidad con fecha de caducidad» y ahora con la segunda parte de este relato, llamado «Caminando sobre cristales».

María del Mar ha compaginado su vocación literaria con el trabajo en el mundo de la hostelería, donde incluso ha llegado a ocupar el cargo de jefa de producción en el famoso restaurante del reconocido chef Ángel León, «Aponiente», mientras que también ha trabajado en el establecimiento mexicano impulsado por el chef utrerano Jesús Escalera «La Postrería».

A fuego lento, como los buenos platos, primero llegó «Felicidad con fecha de caducidad», una historia centrada en un grupo de amigos de 17 años que se conocen en el instituto, y que refleja como cada uno de ellos se va enfrentando a situaciones y problemas propios de la adolescencia y de la sociedad actual, entre los que destacan la amenaza del alcohol y las drogas, las relaciones sentimentales, el amor, el desamor o la amistad.

Los chicos protagonistas de esta historia han ido creciendo, sus vidas y destinos vitales se han ido modificando y María del Mar lo ha plasmado en la segunda entrega, que llega bajo el título de «Caminando sobre cristales». Como indica la propia joven utrerana: «Ahora las situaciones a las que se tienen que enfrentar son más complejas, y además en este libro tiene un papel importante la violencia de género, que por desgracia en la actualidad es un problema que está a la orden del día. La vida es en cierta manera un camino lleno de cristales, donde nos encontramos con muchos impedimentos, aunque al final siempre hay una solución».

Los dos libros son el resultado de la mirada sensible de María del Mar, quien para escribir estas dos obras ha tratado de nutrirse de situaciones que ha visto en la vida, historias que aparecen reflejadas en los medios de comunicación y en todo caso momentos a los que en muchas ocasiones se tienen que enfrentar los adolescentes, sin tener todas las herramientas adecuadas para poder afrontarlos con garantías. «En el libro podemos encontrar amor, desamor, celos o violencia de género, son personajes ficticios, aunque por desgracia las situaciones que viven podrían ser perfectamente reales», cuenta María del Mar.

En cualquier caso la utrerana ha cimentado su historia en uno de esos pilares que independientemente de los tiempos que vivamos tiene la fortaleza suficiente para ayudarnos a superar los trances más complicados, y en el que los adolescentes siempre pueden apoyarse: «Quizás la amistad a la postre sea el tema más importante de todo el libro, ya que todos los personajes se conocen, se apoyan y es un valor muy fuerte para que puedan aprender a superar todas las dificultades».

La novela se articula a través de 200 páginas y en ellas María del Mar también es capaz de contar situaciones que desgraciadamente los jóvenes tienen que convivir con ellas en su día a día, como la historia de un chico que no es capaz de superar una ruptura sentimental y termina acosando a su expareja. Poniendo por escrito todos estos temas centrales de la sociedad joven en la actualidad, María del Mar trata al mismo tiempo de denunciar lo que está ocurriendo y por otra parte servir de guía para los jóvenes que estén pasando por una situación parecida a la que se relata en el libro.

Las dos obras han sido editadas por Utrera Gráfica, y según explica la propia autora «las personas que las han leído me han dicho que no es un libro pesado, que les ha enganchado». Una joven utrerana que aún no tiene muy claro si la historia tendrá una tercera parte, pero que sí tiene muy claro que seguirá haciendo lo imposible para plasmar en un papel las características de la sociedad que la rodea: «Cuando quieres hacer algo tan bonito como es escribir, sacas un hueco de donde haga falta, aunque sea por la noche».