El utrerano Óscar Álvarez comenzó en el mundo de la informática cuando sólo tenía 6 años
El utrerano Óscar Álvarez comenzó en el mundo de la informática cuando sólo tenía 6 años - A.F.
SOCIEDAD

Un utrerano de 13 años crea una red social específica para jóvenes

Además está trabajando también para diseñar una aplicación para administrar colegios, centros educativos y academias

UtreraActualizado:

Sin necesidad de contar con un maestro, ni de acudir a un centro de formación, únicamente navegando por la red y utilizando vídeos tutoriales; el utrerano Óscar Álvarez se ha convertido con sólo 13 años en una auténtica promesa en el mundo de la informática. A pesar de su corta edad, ya ha creado varios juegos y aplicaciones para móviles, lanzando al mercado una prometedora red social para jóvenes, que llega con el nombre de «Pink Flamingo».

El proyecto está dirigido a usuarios que tengan entre 10 y 35 años, y está diseñado de manera específica para personas de estas edades, con el objetivo de que el contenido que se comparta gire en torno a la música, el cine, el ocio o el mundo de los videojuegos. «Es una red social para gente joven, realmente tiene muchas cosas diferentes y está diseñada para un público que por su edad no debe de entrar o no le interesa lo que se mueve en Facebook o Instagram», cuenta el joven utrerano que en la actualidad cursa Primero de la ESO en el colegio de Los Salesianos de Utrera.

La aplicación ya está disponible para descargarla de manera gratuita en los teléfonos con sistema Android, mientras que el utrerano está trabajando para que también esté disponible para Apple. Por el momento las primeras sensaciones están siendo muy positivas, y el propio Óscar comenta que «primero la están probando mis amigos, ya tiene bastantes usuarios y la verdad es que va bastante bien».

El utrerano aprendió a crear juegos y aplicaciones de manera completamente autodidacta

Óscar tiene un talento especial para las nuevas tecnologías y además de esta red social alternativa, también acaba de terminar otra idea que se presenta con el nombre de «Pupil» y que se trata de un sistema de administración escolar. El objetivo de este proyecto es facilitar la administración de colegios y todo tipo de instituciones académicas. «A través de esta aplicación los padres de los alumnos y los profesores pueden estar conectados, es posible justificar las faltas de los alumnos o por ejemplo pagar una excursión», explica el joven utrerano.

Óscar Álvarez ha analizado las aplicaciones que hay en el mercado que se dedican a este sector y ha tratado de ofrecer soluciones y alternativas que no existían, ofreciendo esta herramienta tecnológica a todas las instituciones académicas que quieran probarla de manera gratuita.

Ideas

La mente de este pequeño utrerano permanece continuamente en ebullición, dando siempre vueltas a diferentes ideas que traten de ofrecer un servicio destacado a los usuarios de las nuevas tecnologías. Al margen de estas dos aplicaciones que acaban de nacer, ya lanzó hace un año aproximadamente otra app llamada «Hooker», dedicada a la búsqueda de un conductor cuando el propietario de un vehículo no estuviera en condiciones de conducir. En este caso se trata de una idea que no ha podido ser llevada a la práctica debido a la elevada inversión económica que suponía y toda la polémica generada con empresas como Uber y Cabify. De todas maneras Óscar asegura que «es una idea que se ha quedado bien guardada en mi ordenador por lo que pueda pasar».

La historia del utrerano con el mundo de la informática viene ya de lejos, porque comenzó a hacer sus primeros pinitos cuando sólo tenía 6 años de edad. Además ha creado un sitio web que se llama «Pagineando», donde también se está dedicando a la creación de páginas webs y soluciones empresariales de todo tipo, llevando a cabo algunos trabajos para empresas utreranas. Sorprende la madurez que demuestra para la edad que tiene, e incluso envía un mensaje claro a los pequeños y medianos empresarios, asegurando que «es necesario dar el paso adelante hacia la modernidad y actualizarse en el mundo de las tecnologías».