Virgen de la Mesa
Virgen de la Mesa - J.M.Brazo Mena

La Virgen de la Mesa, la devoción mariana más antigua de Utrera

A la salida de la procesión, por la Puerta del Perdón de Santa María, se congregan numerosas personas para pedirle a la Virgen tres deseos, como marca la tradición

J.M. Brazo Mena
UtreraActualizado:

Utrera se suma a la festividad de la Asunción, con la procesión de la Virgen de la Mesa, titular de la parroquia de Santa María, que saldrá por la plateresca Puerta del Perdón, el próximo jueves, 15 de agosto, a partir de las nueve de la mañana, para recorrer los alrededores del templo, en un solemne desfile que cada año congrega a numerosos fieles, que se acercan solícitos para pedir «las tres gracias», como marca la tradición.

Como antesala a este acontecimiento mariano, la parroquia de Santa María de la Mesa, de la que es titular la virgen, ha programado un triduo en su honor, que ha comenzado el lunes 12 de agosto. Las eucaristías se celebrarán a las 21.00 horas, estando presididas por el responsable del templo, Joaquín Reina Sousa. El mismo día 15, tendrá lugar una misa, a las ocho de la mañana, antes de la salida de la procesión por las calles de la feligresía.

Se trata de la devoción mariana más antigua de Utrera, anterior incluso a la de Ntra. Sra. de Consolación, patrona de la localidad. La Virgen de la Mesa es una imagen gótica del siglo XIV que fue transformada luego para adaptarla a candelero. Era la titular de un antiguo Hospital de Mujeres que estaba ubicado en lo que hoy la calle Sor Marciala de la Cruz, y cuando desapareció esta institución la imagen fue trasladada hasta la iglesia de Santa María.

Desde entonces, la Virgen de «las tres gracias» como también se le conoce en el pueblo, sale en procesión cada año por los alrededores del templo. Este jueves, cuando aparezca la imagen de la Virgen atravesando el dintel de la puerta del Perdón, entre los repiques de campanas y los sones de la marcha real, cuenta la tradición que en ese momento hay que rezar tres salves y pedirle tres deseos, de los que concederá al menos uno.

Personas acudiendo a ver a la virgen
Personas acudiendo a ver a la virgen - J.M.Brazo Mena

Tal es la devoción a la Virgen de la Mesa en Utrera, que cada año, el desfile procesional congrega a numerosas personas que, aprovechando las suaves temperaturas de la mañana se acercan al Porche de Santa María, algunas procedentes de su lugar de vacaciones, para vivir esos momentos tan especiales ante la virgen, en los que se aúnan devoción y tradición, y que permiten a los lugareños reencontrarse con su historia.

Cabe destacar que cada año se alternan para sufragar los gastos del desfile las dos hermandades de la parroquia de Santa María, Los Aceituneros y La Quinta Angustia, ya que la Virgen de la Mesa carece de cofradía propia. La celebración cuenta también con la asociación de campaneros, que se dedican a repicar las campanas de Santa María, tanto en los cultos como en la procesión.

En cuanto a la iconografía, la Virgen de la Mesa lleva las manos unidas y en ellas un ramo de flores y una espléndida ráfaga. La imagen recibe el nombre de la elevación del terreno –meseta- donde se asienta este rincón de la ciudad. Esta advocación mariana, con más de 500 años de historia, se confunde con la de la Virgen de las Veredas, la antigua patrona de la localidad, que también salía en procesión el 15 de agosto.