Sebastián Losada habla para ABC
Sebastián Losada habla para ABC - DE SAN BERNARDO
Real Madrid

Los diez valores del Real Madrid

Amancio, Miguel Ángel, San José, Milla, Losada, un excandidato presidencial como Arturo Baldasano, Efigenio Albaladejo y otros tres socios definen el decálogo

TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN
Actualizado:

En el fragor de la batalla dialéctica entre Real Madrid y Barcelona se han mezclado acusaciones que han puesto en duda los valores del Real Madrid. Gerard Piqué ha criticado esos valores de su eterno rival. En plena batalla, constante, que se hunde y resurge como un Guadiana, se ha dejado a un lado el quid de la cuestión: ¿Y qué valores tiene el club blanco?. ABC ha dialogado con cuatro socios de diversas edades, con un excandidato a la presidencia y con cinco jugadores de distintas épocas, desde los años sesenta a los noventa, para discernir en qué consiste la cultura del madridismo.

Canteranos como San José y Losada explican los puntos fundamentales de «una escuela que no es de fútbol, que es una escuela de vida. Una forma de trabajar, de aprender y de crecer» que tuvo dos culpables principales, Bernabéu y Di Stéfano, quien inyectó en sus compañeros el espíritu ganador que ha marcado a la entidad desde 1953. Un espíritu de humildad y entrega que Amancio, compañero de «La Saeta» desde 1962, ensalza como un legado que Santiago Bernabéu inyectó desde la presidencia para que los grandes fichajes no olvidarán que para vencer había que mantener esas premisas. Hoy, esas claves se perpetúan desde la cantera. Diez puntos que son ineludibles.

Amancio: «La humildad y la ambición»

Leyenda de la entidad, Balón de bronce en 1964, ganador de la Eurocopa de 1964 y de la Champions de 1966, Amancio Amaro Varela es testigo de sesenta años de valores. «Lo que yo he mamado desde los tiempo de Santiago Bernabéu fue ante todo la humildad junto a la ambición. Y el esfuerzo y el respeto al contrario. El Real Madrid se definía por darlo todo en el campo para intentar ganar. Pero lo primero que destaco es que la humildad se exigía como premisa. Y después estaba una ambición que se encuentra incrustada en la forma de ser del club. Yo asimilé desde que llegué como jugador y a medida que conocí la casa que esos eran los valores que marcaban al Real Madrid. Esta es la idiosincrasia que nos ha definido como equipo».

El delantero ensalza también otras virtudes que se instauraban en la plantilla y que formaban un compendio indisoluble: «La entrega como primera condición indispensable para ganar y ese respeto indudable al rival. No había prepotencia ni la sensación de sentirse más que el adversario. Nada de eso. Espero que todas estas características se mantengan en los jugadores actuales y en los del futuro».

Miguel Ángel: «La discreción por encima de todo»

Ocho Ligas, cinco Copas, dos Copas de la UEFA, una Copa de la Liga y trofeo Zamora en 1976, Miguel Ángel ha trabado cuarenta y cinco años en el Real Madrid: «Los valores del club son muchos e inseparables. El primero es la lucha hasta el último segundo por intentar ganar. Eso define una forma de ser. El segundo es la discreción por encima de todo. Y el tercero es el orgullo de sentir el Real Madrid, porque quien no es madridista se hace en cuanto llega al club por el cariño que recibe». Contesta a Piqué: «No hay que entrar en su guerra. Le gusta estar en el candelero».

San José: «El esfuerzo máximo»

Canterano desde 1968, ganador de seis Ligas, cuatro Copas, dos Copas de la UEFA y una Copa de la Liga, San José siempre fue elogiado por Juanito por su rendimiento. «En la cantera asumimos todos los valores. El fundamental era realizar el esfuerzo máximo por intentar ganar. Que no te quedara nada por dar en el campo. Y tener ilusión por hacerlo. La honestidad en el trabajo era total. Lucas, Nacho y Morata han vivido también esas virtudes arraigadas en la cantera. Pero hombres como Ramos, que no se formó aquí, representan también esos valores de darlo todo».Sa

Milla: «El equipo está por encima del jugador»

Dejó el Barcelona de Cruyff en 1990 para ser el medio centro del Real Madrid. Seleccionador de Indonesia en la actualidad, Milla desvela los valores del Real Madrid vistos por un canterano formado en La Masía: «El Real Madrid tiene señorío, tiene respeto por el contrario y sobre todo tiene espíritu de equipo y de sacrificio ante la adversidad. En el Real Madrid aprendí y viví que el equipo está por encima de todos nosotros, de los jugadores. Que somos ante todo un colectivo y que formar parte de él exige tener mucha responsabilidad y ofrecer la máxima entrega. Nunca había que rendirse».

Sebastián Losada: «Nunca darse por vencido»

Canterano del Real Madrid, debutó con 17 años en el primer equipo. Tras un año de cesión al Español, en 1988 regresó a la primera plantilla, donde jugó tres temporadas. Por todo ello, Losada recibió los valores de la casa desde niño.

«El Real Madrid te forma para toda la vida», advierte el exdelantero. «No te hace futbolista, te hace persona. Te prepara para afrontar todas las cosas que te lleguen en el futuro. Cuando llegas allí sabes que eres un privilegiado, pero a partir de ese momento todo depende de ti mismo. Cuando haces algo bien, no te elogian, te dicen que por eso llegaste aquí. Y lo primero que aprendes es que en el Real Madrid nunca hay que darse por vencido. Hay que luchar por el triunfo hasta el minuto final. Te enseñan también que cuando algo sale mal no hay que echar la culpa a nadie. Y debes asumir la responsabilidad que tienes al jugar en el Real Madrid. Hay que dar una buena imagen». Losada ensalza que, en efecto, eso valores le han servido en la vida: «Te enseñan que el equipo está por encima de la individualidad. Cuando juegas mal te lo dicen. Te hace daño. Te duele. Ves que al siguiente partido juega otro que lo ha hecho mejor. Y debes sobreponerte».

Arturo Albaladejo: «Espíritu ganador»

Empresario en múltiples vertientes, Arturo Baldasano peleó por la presidencia del club en 2004 y en 2006. En la segunda elección cayó ante Ramón Calderón, que dejó posteriormente el puesto por fraude en una Asamblea. «El principal valor del Real Madrid es su gran espíritu ganador. Ese espíritu se traduce en un ansia enorme por el triunfo. Lo vemos actualmente en los jugadores. Luchan por la victoria con unas ganas que parece que cada partido es la final de la Copa de Europa. Y hay que destacar cómo disfrutan en el campo. Sienten el Real Madrid y saben lo que significa ganar en este club».

Efigenio Albaladejo: «El respeto al rival»

Es el hombre que el 2 de junio de 1978 abrió el gran portalón de madera de la puerta cero del coliseo madridista para que el féretro de Bernabéu pudiera salir del estadio que lleva su nombre camino de Almansa. Efigenio Albaladejo, presidente de la peña Mendoza, es historia viva del madridismo. Ha visto forjarse esos valores que marcan al club. «Para mí, el Real Madrid lo es todo. El primer valor que define al equipo es el respeto enorme que se tiene a cada rival. El señorío hace que éste sea el club más grande del mundo. Esta casa sabe respetar a los demás, cosa que no hacen otros». Socio 20.063, albaceteño, 64 años, Albaladejo responde a las críticas constantes de Piqué: «Pienso que Piqué, como Stoichkov, demuestran con sus ataques que quienes no tienen valores son ellos. Piqué habló así quizá para caldear el ambiente con vistas al clásico».

Socio desde 1972, subraya que «Bernabéu plasmó todos los valores que hoy definen al Real Madrid. El primero, ese respeto, y después la humildad, la entrega, el sacrificio, la ambición por ganar. Pepe, Raúl, Sanchís, Nacho, muchos jugadores reflejan esos valores que se enseñan desde la cantera del club».

Virginia Pastor: «La unión y el compañerismo»

La familia es madridista y ella se incorporó a una pasión. «Es el equipo de toda la vida en casa». Virginia Pastor Coello, 40 años, es socia del club desde los diez. Asume que el litigio de los valores el Real Madrid lo ha generado Gerard Piqué y tiene una visión clara de la situación: «Piqué se mete con el Real Madrid porque en realidad lo que hace es una manifestación política que sabe rentabilizar. En verdad, al meterse con el Real Madrid lo que Piqué quiere hacer es meterse con el equipo que representa España. Hace política».

Tiene en su cabeza dos valores esenciales del club que marcan la diferencia: «El primero es el respeto a los contrarios y el segundo, fundamental, es el compañerismo entre los jugadores. Esa unión entre ellos es la clave del éxito». Señala a futbolistas que ponen el nombre a las virtudes de la entidad: «Míchel, Fernando Hierro y actualmente Lucas Vázquez. Definen el espíritu del club y el trabajo que hay que realizar para intentar ganar siempre». Recuerda una fiesta especial: «La celebración de la segunda Liga con Fabio Capello», en 2007, cuando todo parecía perdido. El «sí se puede» que define al club se hizo realidad.

José María de Manuel Palacios: «La honestidad»

Tirando a dar, José María de Manuel Palacios contesta a Piqué: «Ese individuo, Piqué, critica al Real Madrid y debería analizar las tramas se han producido en el palco del Camp Nou, que ya vemos lo que ha sucedido allí durante tantos años». Destaca los valores del Real Madrid: «Los tiene todos. Yo destaco la grandeza y sobre todo la honestidad en el trabajo para intentar ganarlo todo». Personifica los valores en un futbolista: «Pirri es el ejemplo. Se dejaba el alma en el campo. Se jugaba el físico. Ya no existen muchos jugadores que arriesguen así».

Jesús Tuz Romero: «La grandeza y el señorío»

Jesús Tuz, socio desde los diez años, no entra al capote que le muestra Piqué. «Le gusta decir cosas y salir en la prensa. Que Piqué se fije en el Barcelona a ver si tiene valores. El Real Madrid sí los tiene. Son muchos y se inculcan en las escuelas del Real Madrid, que es la cantera. Junto a la honestidad, yo destaco la grandeza del club y el señorío para intentar ser siempre el mejor».

Idolatra a Juanito. Y destaca a Zidane. «Fue un grandísimo jugador y lo está haciendo bien como entrenador. Con él aspiramos a todo, a la Champions y a la Liga».