Modric lidera la autocrítica
Modric lidera la autocrítica - ABC
Real Madrid

Los futbolistas, sinceros: «No jugamos como un equipo»

El equipo acepta su culpabilidad en la debacle. El «mea culpa» señala la falta de trabajo defensivo de los delanteros

TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN
Actualizado:

Los futbolistas del Real Madrid son los máximos culpables de la derrota y lo asumen. Por eso han pedido «perdón». Frente al Barcelona jugaron con el sistema 4-3-3 de Ancelotti, el esquema más ofensivo posible, y el equipo fue un desastre. En el once estaba el mejor aliado de Cristiano, su escudero Benzema, que sumaba 51 días sibn competir, y nada salió bien. El portugués también jugó donde quería. Y falló dos ocasiones, despejadas por Bravo. Bale se situó de media punta, como pidíó. No hizo nada. Y el francés desperdició otras dos oportunidades. Todos estuvieron desaparecidos en combate.

La defensa y el centro del campo se queja de la falta de ayuda de los puntas para poder equilibrar la línea de cuatro medios del Barcelona

Los delanteros se lamentaron de esas opciones desaprovechadas, pero los centrocampistas y los defensas han levantado la voz de la autocrítica. Se quejan de la falta de trabajo destructivo de los puntas. Ahí comenzaron a perder el clásico.

«No jugamos como un equipo, esto ya ha pasado otras veces, pero volvemos a cometer los mismos errores». Las palabras de Modric han sido refrendadas por otros compañeros.

Sin noticias de arriba

Sin la presión de los puntas arriba, la batalla estaba perdida, pues había cuatro centrocampistas del Barcelona por tres madridistas. Si la BBC no ayudaba, no había nada que hacer.

La superioridad táctica azulgrana fue evidente. Marcelo lo dijo sin decirlo: «Estábamos cansados de correr tras el balón».

Otros jugadores señalaban que hubo falta de actitud de algunos compañeros en el primer tiempo, no en el segundo. Sí admitían que quizá no debieron ser titulares futbolistas que están tocados o no tienen ritmo de competición, como es el caso de Ramos y Benzema. James también vino cansado del periplo de selecciones. Todos querían jugar y no estaban en condiciones.