Paco Wu, Butragueño, Ronaldo y José Ángel Sánchez llevaron a Pekín una camiseta firmada por el equipo
Paco Wu, Butragueño, Ronaldo y José Ángel Sánchez llevaron a Pekín una camiseta firmada por el equipo - REUTERS
Internacional

El Real Madrid se exhibirá en un parque temático en China

Butragueño y el brasileño Ronaldo promocionan el club blanco en Pekín, donde ya funciona una oficina de negocios para buscar patrocinadores y mercado

PABLO M. DÍEZ
Corresponsal en PekínActualizado:

De los 1.400 millones de habitantes que tiene China, 341 millones están interesados en el deporte y unos 185 siguen habitualmente el fútbol mundial y sus noticias. En este país en constante progreso, con una creciente clase media cada vez globalizada, ese el mercado al que aspira el Real Madrid, que ya ha abierto una oficina de negocios en Pekín.

Con el fin de captar patrocinadores y promocionar su nombre en China, el club blanco se ha presentado este jueves en sociedad en Pekín de la mano de dos de sus más conocidas estrellas: Ronaldo Nazario y Emilio Butragueño, director de Relaciones Institucionales. Sorprendiendo a los asistentes de esta denominada Cumbre del Real Madrid en China, Butragueño se lanzó a hablar en un más que aceptable mandarín y aseguró que «estamos muy contentos de venir a Pekín porque sabemos que tenemos muchos seguidores aquí». Entre los aplausos del público, agradecido por este detalle debido a la dificultad endiablada del mandarín, Butragueño recordó los 115 años de historia del Real Madrid para aventurar la futura expansión de este «mito universal» por China y el resto de Asia.

Para empezar, el club ya ha firmado un acuerdo de promoción con la marca láctea Yili y participa en un parque temático que prevé abrir sus puertas en 2021 en la ciudad sureña de Zhuhai, fronteriza con Macao y cercana a Hong Kong. Construido bajo el nombre de Hengqin Novotown por la empresa Lai Sun Group, que cotiza en la Bolsa hongkonesa, el Real Madrid contará en dicho recinto con 12.000 metros cuadrados para un museo con experiencias interactivas de fútbol, una tienda y un restaurante. Además del equipo merengue, en este proyecto colaboran National Geographic y la productora cinematográfica Lionsgate.

«El mercado chino está lleno de oportunidades y solo trabajando desde dentro podremos tener éxito», aseguró el director general del club, José Ángel Sánchez, quien citó como objetivos «la venta y el entretenimiento, la búsqueda de patrocinadores y la difusión digital».

Junto al parque temático de Zhuhai, el Real Madrid ha suscrito otro acuerdo de promoción con la firma tecnológica Bytedance. Con 680 millones de usuarios de internet, el club ya está presente en las principales redes sociales chinas, como Weibo, donde es uno de los tres equipos de fútbol más seguidos.

«El fútbol ha evolucionado mucho no solo profesionalmente, sino también entre los niños en las escuelas», se congratuló Ronaldo, quien jugó su primer partido en China en el verano de 2003, tras la pandemia del SARS. «Desde la primera vez que vine, me sorprendió mucho la cantidad de seguidores que hay y la pasión de los niños por ser futbolistas. Tenemos la suerte de que al presidente chino (Xi Jinping) le gusta mucho el fútbol y hay muchas inversiones en este deporte», se congratuló el astro brasileño, perseguido para hacerse fotos por una legión de jóvenes aficionados ataviados con camisetas del equipo.

Con dos escuelas de fútbol que forman a 3.500 niños, como recordó el representante del club en China, Paco Wu, el Real Madrid ya chuta para marcar su gol más rentable en el mayor mercado del mundo.