El Hermano Mayor de la Matriz de Almonte da los vivas ante la Parroquia de la Asunción - Miguel A. Jiménez
EL ROCÍO 2019

Almonte parte hacia un Rocío centenario

La Matriz se despide de la Villa en una mañana jubilosa, fresca, multitudinaria y llena de momentos de emoción rociera

AlmonteActualizado:

La Hermandad Matriz de Almonte enfila a estas horas la salida de la Villa camino de la aldea de El Rocío, donde esta noche, si no hay novedad, se reencontrará con su Patrona y objeto de las devociones de medio mundo en un año histórico, Centenario de la Coronación de la Virgen y año de traslado de la Blanca Paloma a Almonte.

La jornada, muy fresca, comenzaba con la misa en el recinto de El Chaparral, una eucaristía que ha empezado antes de las 10 de la mañana y que ha transcurrido con mayor rapidez de lo previsto. Acto seguido, la comitiva ha emprendido el recorrido por el pueblo, donde muchos almonteños se veían sorprendidos tanto por la premura del paso del Simpecado como por el hecho de que pasara por calles que habitualmente no son parte del recorrido.

La longitud del recorrido y la gran cantidad de caballistas que constituían la comitiva, así como la presencia de muchos jóvenes y niños, han sido los detalles más apreciados por los almonteños y visitantes que han disfrutado de momentos muy emotivos, jalonados por las salvas de escopeta, un elemento propio de los años en los que se produce la Venida de la Virgen a Almonte.

Al llegar a la Plaza Virgen del Rocío, las campanas de la Parroquia de la Asunción han repicado frenéticas compitiendo con el estruendo de los cohetes, que anunciaban la llegada inminente del hermano mayor de la Romería 2019, José Manuel Medina, que ha recibido un baño de cariño de sus vecinos.

No en vano, no son pocos los que destacan el enorme carisma y el esfuerzo que Medina, hijo y nieto de hermanos mayores, ha desplegado desde que fue nombrado, hecho que esta mañana le ha valido no pocos vivas y saludos de los almonteños. Precisamente su padre ha sido uno de los que más emoción ha mostrado durante toda la mañana, lanzando vivas constantemente y disfrutando intensamente del momento de su hijo.

En la puerta de la parroquia, se han sucedido los vivas a la Blanca Paloma y se ha rezado la Salve antes de continuar el recorrido por Almonte hasta emprender el camino de Los Llanos, la misma senda por la que, en agosto, la Divina Pastora llegará para encontrarse con sus hijos.