Una investigación asocia el consumo elevado de bebidas azucaradas con mayor riesgo de cáncer
Una investigación asocia el consumo elevado de bebidas azucaradas con mayor riesgo de cáncer - ABC

Un estudio relaciona el consumo elevado de bebidas azucaradas con mayor riesgo de cáncer

Un aumento de 100 ml por día en el consumo de bebidas azucaradas (incluidos los zumos de fruta 100%) se asoció con un incremento del 18% en el riesgo de cáncer en general

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Las bebidas azucaradasllevan años en el punto de mira. Diferentes estudios han apuntado a que su consumo elevado perjudica la salud. Ahora, una nueva investigación, llevada a cabo por un grupo de científicos con sede en Francia, sugiere una posible relación entre una ingesta elevada de refrescos y un mayor riesgo de cáncer.

El estudio, publicado este jueves en « British Medical Journal», analizó a 101.257 adultos franceses sanos (21% hombres y 79% mujeres, con una media de edad de 42 años) pertenecientes a la cohorte de estudio NutriNet-Santé, que completaron al menos dos cuestionarios online validados sobre sus hábitos dietéticos durante 24 horas. El objetivo era medir la ingesta habitual de 3.300 alimentos y bebidas diferentes y luego realizar un seguimiento de los participantes durante un máximo de nueve años (2009-2018). De este modo, se evaluaron las asociaciones entre el consumo de bebidas azucaradas (bebidas endulzadas con azúcar y zumos de fruta 100%), bebidas endulzadas artificialmente con edulcorantes, y riesgo de cáncer en general, así como de mama, próstata, y cáncer colorrectal.

Se calculó el consumo diario de refrescos azucarados (bebidas endulzadas con azúcar y zumos de fruta 100%) y bebidas endulzadas artificialmente. Los primeros casos de cáncer reportados por los participantes fueron validados por registros médicos y conectados las bases de datos nacionales de seguros de salud. Además, se tuvieron en cuenta varios factores de riesgo conocidos para el cáncer, como la edad, el sexo, el nivel educativo, los antecedentes familiares de cáncer, si era fumador y los niveles de actividad física.

El consumo diario promedio de bebidas azucaradas fue mayor en los hombres que en las mujeres (90,3 ml v 74,6 ml, respectivamente). Durante el seguimiento, se diagnosticaron y validaron 2.193 primeros casos de cáncer (693 cánceres de mama, 291 cánceres de próstata y 166 cánceres colorrectales), con una edad media de 59 años en el momento del diagnóstico.

Los resultados de la investigación revelan que un aumento de 100 ml por día en el consumo de bebidas azucaradas (bebidas endulzadas con azúcar y zumos de fruta 100%) se asoció con un incremento del 18% en el riesgo de cáncer en general y una subida del 22% en el riesgo de cáncer de mama. Cuando se analizaron los dos tipos de bebidas azucaradas por separado, el consumo de ambos se asoció con un mayor riesgo de cáncer en general. No se encontró relación concreta para los cánceres de próstata y colorrectal, pero los autores recuerdan que el número de casos fue más limitado para estos tumores.

Los investigadores también analizaron el consumo de bebidas endulzadas artificialmente con edulcorantes, pero no encontraron un mayor riesgo de cáncer. Sin embargo, advierten de que hay que tener cuidado al interpretar este hallazgo porque el nivel de consumo de este tipo de refresco fue relativamente bajo en la muestra evaluada.

Posibles explicaciones

Entre las posibles explicaciones para estos resultados, los investigadores apuntan al efecto del azúcar sobre la grasa visceral (la que se almacena alrededor de órganos vitales y se asocia con mayores alteraciones metabólicas), los niveles de azúcar en la sangre, y los marcadores inflamatorios, todos ellos relacionados con un mayor riesgo de cáncer. También creen que otros compuestos químicos, como los aditivos en algunos refrescos, pueden jugar un papel.

Se trata de un estudio observacional, lo que exige prudencia, ya que no se puede establecer la causa, pero estos hallazgos engrosan el creciente cuerpo de evidencia que apunta a la necesidad de limitar el consumo de bebidas azucaradas para una mejor salud. De hecho, en marzo de este año dos estudios señalaban esta dirección. Uno de ellos, publicado en la revista «Circulation», concluía que el consumo frecuente de bebidas azucaradas, como los refrescos y las bebidas isotónicas, se asocia con un mayor riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares y, en menor medida, cáncer. El otro, publicado en «Science», determinaba que los cánceres colorrectales utilizan el ingrediente principal en la mayoría de los refrescos azucarados y muchos otros alimentos procesados, el sirope de maíz con alto contenido de fructosa, como combustible para aumentar las tasas de crecimiento de los tumores.

El consumo de bebidas azucaradas ha ido creciendo en las últimas décadas y es bien conocida su influencia en la aparición de obesidad que, a su vez, es un factor de riesgo importante para muchos tipos de tumores.

En cualquier caso, los autores señalan que, para confirmar sus resultados, se necesitan más estudios a gran escala.

«Estos datos respaldan la importancia de las recomendaciones nutricionales actuales para limitar el consumo de bebidas azucaradas, incluido el zumo de fruta 100%, así como de acciones políticas, como impuestos y restricciones de comercialización dirigidas a las bebidas azucaradas, que podrían contribuir potencialmente a la reducción de la incidencia de cáncer», concluyen los autores.