Rocío de Triana: una historia con dos siglos de antigüedad
Peregrinación de Triana en 1942 - abc

Rocío de Triana: una historia con dos siglos de antigüedad

A lo largo de su existencia, la corporación rociera ha vivido momentos trascendentales

Actualizado:

Sexta Hermandad filial: La Hermandad del Rocío de Triana es la sexta hermandad filial de la Matriz de Almonte, tras Villamanrique, Pilas, La Palma del Condado, Moguer y Sanlúcar de Barrameda.

El 9 de enero de 1814 -llevaba siete meses fundada la hermandad- se celebró por vez primera cabildo de elecciones y se comenzaron las gestiones para la confección del Simpecado, que lo bordó María Narcisa de Cuenca, sufragándose los gastos por vía de limosnas y donativos.

La primera romería de la Hermandad del Rocío de Triana se hizo el 27 de mayo de 1814 con 34 carretas y 28 caballos. Actualmente lo hace con 5.000 peregrinos, 37 carretas de bueyes, 700 vehículos de motor y 1.000 caballistas. Es la única Hermandad que peregrina dos veces. Lo hace cada año también en la festividad de la Candelaria.

El día 1 de mayo de 1817 la Hermandad quedó erigida canónicamente en la iglesia conventual de San Jacinto. Meses antes -el 8 de junio de 1816- se terminó de instalar el altar del Simpecado en el citado convento. Actualmente tiene capilla propia en la calle Evangelista.

Hizo su primera romería el 27 de mayo de 1814

La Hermandad estrenó nuevo Simpecado en 1855, que sustituyó al primitivo de su fundación. Era de terciopelo verde, bordado en oro. En la parte central porta un lienzo de la Virgen del Rocío, que luce ráfagas de punta.

En 1936 se confecciona el actual Simpecado en los talleres de Esperanza Elena Caro. La representación de la Virgen es una talla de vestir sobre peana de oro con incrustaciones de marfil. En la parte inferior lleva bordados los escudos de España y de armas de los duques de Montpensier. En la superior se remata con la Corona Real y una paloma blanca.

Si bien la Hermandad contó en sus inicios con una carreta de las llamadas de «cajón», en 1867 se acordó construir una nueva que sería estrenada en la romería del año siguiente. La actual carreta del Simpecado ha marcado un hito en la forma y el arte de la devoción rociera, quedando como modelo para muchas hermandades. Es obra del orfebre González Armenta y contiene 250 kilos de plata.