De Chapapote a Litri, la increíble historia del galgo semental
Operación Duplicado del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Cicil (Seprona) - abc VIDEO: ATLAS
fue robado en los palacios por una banda organizada

De Chapapote a Litri, la increíble historia del galgo semental

Ocho detenidos y 29 imputados por robo de galgos de competición en Sevilla, Badajoz, Toledo y Madrid

Actualizado:

Ocho personas han sido detenidos y 29 imputadas en Sevilla, Badajoz, Madrid y Toledo en una operación de la Guardia Civil contra el robo de galgos de competición para usarlos como sementales, hechos que investiga el Juzgado 1 de Carmona (Sevilla). El cabecilla de la red era un vecino de la barriada sevillana de Palmete, que tenía una banda organizada dedicada al robo de galgos en Sevilla y Extremadura con el fin de usarlos como sementales, cobrando por cada monta entre 600 y 1.000 euros, según fuentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil.

La operación se inició a raíz de la denuncia de la Real Federación Española de Galgos, presidida por Luis Ángel Vegas, al detectar la inscripción de un perro en el Libro de Registro de Orígenes cuyo ADN coincidía con el de otro que había sido robado en 2008.

Le cambiaron el microchip

El perro que ha protagonizado la operación de la Guardia Civil se llama Chapapote y pertenece a un vecino de Los Palacios (Sevilla). El propietario había registrado voluntariamente el ADN del perro en la Federación Española del Galgo antes de 2010, fecha en que esa prueba comenzó a ser obligatorio para los sementales o hembras reproductoras, así como para los que compiten, ya que los perros que procedan de robos o sean descendientes de galgos robadosquedan excluidos automáticamente de las competiciones oficiales.

A raíz de sus victorias en competiciones oficiales, Chapapote se convirtió en objeto de una banda organizada dedicada al robo de galgos, cuyo líder era un vecino de Palmete. La red robó el animal, le sustituyó el microchip y le cambió el nombre de Chapapote por Litri del Pastor. Para conseguir la comercialización de las camadas lo inscribió a nombre de varios titulares en Libro de Orígenes de la Federación de Galgos de España, libro que registra los sementales y hembras reproductoras, así como las cubriciones.

Un galgo puede realizar al año unas 30 montas y de cada cubrición puede salir una camada de 10 a 7 cachorros, por lo que la Guardia Civil calcula que Chapapote podría haber tenido al menos 840 cachorros en cuatro años, por lo que su dueño habría dejado de ganar en más de 300.000 euros. Una de las hijas de Chapapote es una galga llamada Cubana, que participó en la fase final del ultimo Campeonato de España de Galgos en Campo. Ahora, todos los descendientes de Chapapote no podrán competir.

Chapapote será entregado a su dueño origina de Los Palacios, aunque la Guardia Civil continúa investigando la suerte que han corrido otros galgos de competición robados por la banda.