El fiscal dice que Ortega Cano «era un peligro» al volante
Ortega Cano, en el banquillo este martes - juan flores / VÍDEO: EP

El fiscal dice que Ortega Cano «era un peligro» al volante

La Fiscalía ha elevado a definitiva su petición de cuatro años por un delito de homicidio imprudente y dos contra la Seguridad Vial

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Fiscalía de Sevilla ha elevado a definitiva su petición de cuatro años de prisión para el torero José Ortega Cano por un delito de homicidio imprudente y dos contra la Seguridad Vial y ha insistio en que el torero era un peligro.

En un brillante informe el fiscal de Seguridad Vial, Luis Rodríguez León, que ha comenzado pidiendo que no hay razón para anular el test de alcoholemia ya que aunque el torero no consintiera hubo una orden judicial, considera que los hechos han quedado suficientemente probados. El fiscal de hecho, ha recalcado que hay «declaraciones testificales de personas que han visto al acusado en estado ebrio», recordando que los dos camareros del establecimiento que dijeron que bebió no había tenido problemas laborales con Ortega Cano. «Los van a tener a partir de ahora», ha bromeado.

En cuanto al careo entre la mujer y el director del centro acerca de si el torero bebió o no el fiscal ve «evidente quien dijo la verdad y quien no». Y también ha dejado claro que la conducción no era normal y que salvo que sea un temerario nadie conduce de esa manera. Por eso ha recalcado que estaba bajo los efectos del alcohol.«Eso esta claro cuando mete el morro del coche al vehículo que tenía delante. Eso no es una conducción normal, eso lo hace una persona que no controlay no es normal la conducción en sentido contrario por doble raya. No es normal coger la curva por el sentido contrario, no es normal sacar medio cuerpo fuera», ha dicho.

En ese sentido, el fiscal ha insistido en que «tenía toda la pinta de estar vomitando. No hace falta ser perito para decirlo», ha dicho Luis Rodriguez Leon. «A ver si ahora la culpa va a ser del que iba bien», ha dicho insistiendo en que no circulaba bien y solo puede influir por dos razones: o porque es muy mal conductor o porque iba bajo los efectos del alcohol y para eso no me hace falta la prueba del alcohol, ha dicho insistiendo en que el test dio 1,26.

Ademas el fiscal ha recalcado que no era necesario que Ortega Cano oliera a alcohol porque existen sentencias que el simple olor a alcohol no es suficiente para condenar y que la bebida no sienta igual a todas las personas. También que, en esas condiciones lo primero era salvarle la vida y que ese no era el momento de ponerle a soplar. «Allí nadie olió nada, incluido el alcohol», ha dicho. Y también que la desinfección de la herida se hizo al procesado con un desinfectante o que la defensa no ha querido escuchar esos testimonios «porque sabía que se quedaba sin argumentos».

Rodríguez León ha insistido en que Ortega Cano era un peligro y que hubo dos personas que llamaron al 112 diciendo que estaba haciendo maniobras raras. «Llaman por teléfono porque ven una situación de riesgo», ha dicho. Y sobre la pericial de la defensa también ha sido tajante: «Le han aplicado el coeficiente M.P.A «me paga el acusado», ha dicho el fiscal provocando las risas del público.

Una vez que el resto de los abogados emitan su informe, el juicio quedará visto para sentencia.