El juez manda investigar las cuentas de Carlos Vázquez por el caso DeSevilla
Carlos Vázquez, Antonio Rodrigo Torrijos y Miguel López Adán, durante sus años de gestión en la Fundación - jesús spínola

El juez manda investigar las cuentas de Carlos Vázquez por el caso DeSevilla

La Guardia Civil confirma que la Fundación desvió un millón de euros de cooperación a «otros fines» que no se justificaron y ya señala a Carlos Vázquez

alberto garcía reyes
Actualizado:

El recientemente elegido secretario del Partido Comunista en la provincia de Sevilla, Carlos Vázquez, ha sido señalado por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil por su presunta relación con el «fraude» llevado a cabo en la Fundación DeSevilla durante el mandato anterior en el Ayuntamiento, años en los que este organismo estuvo gestionado por IU y avalado por el PSOE, y en los que el actual portavoz comunista municipal, Antonio Rodrigo Torrijos, le otorgó numerosas subvenciones que no se justificaron.

En un atestado enviado al juez de instrucción número 16 de Sevilla, Juan Gutiérrez Casillas, que investiga la gestión de la citada fundación municipal a raíz de una denuncia del Ayuntamiento tras la llegada de Juan Ignacio Zoido, los agentes que se han encargado de la primera investigación han solicitado al magistrado el rastreo de las cuentas del gerente de este organismo, Miguel López Adán —ya imputado por el juez— y de Carlos Vázquez Galán, ya que según testificó en sede policial el interventor municipal, «una importante cantidad de dinero, por encima de 935.000 euros, que se había concedido en distintas partidas en concepto de subvenciones, se había gastado para fines distintos a los originariamente concedidos, sin ningún tipo de justificación». Se refiere a las famosas subvenciones que Torrijos dio como delegado de Relaciones Institucionales a la Fundación para supuestos proyectos de cooperación al desarrollo en países como Cuba, Nicaragua y Colombia.

Los investigadores sostienen que Carlos Vázquez «tenía un papel fundamental en cuanto a la toma de decisiones y conocimiento de para qué era destinado el dinero de las subvenciones» y, tras aclarar que la investigación se encuentra en una fase inicial en tanto que ahora tiene que seguir el rastro del dinero para saber a qué fines exactos se destinó, solicita al juez un auto que le permita a todas las cuentas bancarias en las que participen de alguna manera la Fundación de Sevilla, Miguel López Adán y Carlos Vázquez. El juez ha accedido a la petición porque, entre otras cosas, hay al menos un millón de euros que ni el interventor del Ayuntamiento ni el auditor de la Fundación saben dónde está.