Rescatan a una cigüeña herida en las Atarazanas
Finalmente, el pollo de cigüeña fue sacrificado al tener una pata rota e irrecuperable - juan flores
se cayó de un nido

Rescatan a una cigüeña herida en las Atarazanas

Los bomberos intervinieron porque técnicos de Medio Ambiente no encontraba las llaves del monumento

m. j. pereira
Actualizado:

Los bomberos de Sevilla rescataron este lunes una cría de cigüeña blanca que se cayó de un nido de la chimenea de las Reales Atarazanas, un monumento cerrado al público y para el que se espera un proyecto de remodelación como entro cultural. El pollo de cigüeña fue trasladado l entro de Recuperación de Especies Amenazadas (Crea) de San Jerónimo, donde se detectó que tenía una pata rota, por lo que hubo de ser sacrificada finalmente.

Francisco Javier Bejarano Segura, responsable del Crea, declara a ABC que la cigüeña tenía la pata rota no sólo por la caída del nido sino porque cuando era más pequeño se enredó con uno de las cuerdas que se usan para amarrar las alpacas y eso terminó afectando a su articulación. «Tenía la cuerda incrustada en la carne de una de las patas y la articulación estaba virada para la derecha», explica Bejarano, que pide a los agricultores que no dejen tiradas en el campo esas cuerdas porque se enredan con ellas alguna especies protegidas como la cigüeña.

Este pollo fue descubierto por los vecinos, que no dudaron en llamar al 112. Este servicio de emergencias se puso en contacto con la delegación provincial de la Consejería de Medio Ambiente, que envió varios técnicos a recoger a la cigüeña blanca, una especie protegida, aunque no está en peligro de extinción. El problema surgió cuando nadie sabía dónde estaban las llaves de las Atarazanas, propiedad de la Junta, quien a su vez lo cedió a CaixaBank.

Al final, los técnicos de Medio Ambiente no lograron que ni la Consejería de Cultura –titular del edificio– ni CaixaBank les dieran las llaves para poder entrar en las Atarazanas para rescatar el pollo. Finalmente, fueron los bomberos quienes rescataron a la cría caída de este nido, uno de los pocos que hay en el Centro, junto al de Montensión y San Bernardo.

El Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (Crea) de San Jerónimo, dependiente de la Junta, atiende a más de mil ejemplares de todas las especies animales protegidas –aves, especies terrestres y especies marinas– que han resultado incapacitadas por causas naturales o por alguna acción directa o indirecta del hombre.