La campaña policial reduce los positivos por alcoholemia en Sevilla
Un control de alcoholemia en Sevilla - juan flores
tráfico

La campaña policial reduce los positivos por alcoholemia en Sevilla

La campaña de la Policía Local refleja que sólo el 5,2% de quienes han realizado el test han superado el límite legal

E. Barba
Actualizado:

La concienciación y el miedo a las multas o hasta a la pérdida del carnet de conducir están haciendo que las cifras en las pruebas de alcoholemia estén llegando a niveles lo suficientemente bajos como para pensar que algo ha cambiado en ese ámbito. Así lo indican, al menos, las estadísticas de la Policía Local de Sevilla, cuyos controles preventivos están dando cada vez mejores resultados. En lo que va de año el porcentaje de test con resultados positivos se sitúa en el 5,2%, prácticamente cuatro puntos menos que el global del año pasado, que fue del 9% con respecto a todas las pruebas realizadas.

Así, de las 2.416 pruebas realizadas en los controles aleatorios dispuestos por la Policía Local de enero a mayo, un total de 126 casos acabaron con un positivo por alcoholemia (por encima de los 0,25 miligramos por litro de aire espirado), dos décimas por encima de ese 5%, mientras que de los 5.180 test practicados durante 2012, hasta 464 resultaron ser positivos, esto es, un 9%. Como se aprecia, la media de positivos del año en curso está siendo de cuatro puntos menos que la del ejercicio previo. Lo que viene a señalar que los controles aleatorios que se disponen los fines de semana están funcionando y el objetivo de reducir la conducción bajo los efectos del alcohol se va logrando.

Los controles, por otro lado, se disponen por regla general las noches de los fines de semana (viernes y sábado), aunque tampoco es norma fija y depende, entre otras cosas, de los festivos, cuando también se establecen. Se van decidiendo a diario por los jefes. Más variable aún es el plan para repartir los controles por zona, algo que también se va dirigiendo sobre la marcha. Los puntos donde se colocan los controles van cambiando, como es lógico, si bien hay algunas zonas donde la presencia de los controles suele ser usual, como el entorno del Parque de María Luisa, la calle Palos de la Frontera, República Argentina, Eduardo Dato o la avenida Alcalde Luis Uruñuela, frente a Fibes, justo a la salida de una zona de muchos bares entre Sevilla Este y Alcosa. Siempre en lugares de tránsito entre zonas de movida.