Un agente de la Guardia Civil, ayer en la sede de Fitonovo
Un agente de la Guardia Civil, ayer en la sede de Fitonovo - JUAN FLORES
caso mercasevilla

Alaya busca «regalos» a cambio de contratos en la época Monteseirín

La Guardia Civil detiene por cohecho a Castaño, exasesor del que fuera alcalde, su mujer y dos directivos de Fitonovo tras abrir pieza separada del Caso Mercasevilla

Actualizado:

La compra de coches de alta gama por parte de la empresa Fitonovo en un concesionario de Sevilla y que habían sido matriculados a nombre de altos cargos del Ayuntamiento de Sevilla durante la etapa del socialista Alfredo Sánchez Monteseirín como alcalde es una de las líneas de investigación de la llamada Operación Madeja, que desde ayer desarrolla el Grupo de Delitos Urbanísticos de la Guardia Civil en la capital andaluza y que se saldó con la detención del exasesor de Monteseirín Domingo Enrique Castaño, su esposa, Ana María Vaquero, y dos directivos de Fitonovo y Fiverde, Rafael García Palomo y Ángel Manuel Macedo Gajete, respectivamente.

La Benemérita investiga, así, el enriquecimiento ilícitode responsables municipales, centrando ahora el objetivo en Castaño, y el presunto cohecho por la presunta obtención de dádivas y comisiones llegadas desde empresas como Fitonovo, adjudicatarias de multitud de contratatos públicos en esos años del gestión del PSOE. Castaño, de hecho, fue uno de los miembros del núcleo duro de Monteseirín, al que acompañó casi desde el inicio de su etapa como alcalde hasta que éste abandonó el poder. Estuvo el abogado en el Grupo Municipal Socialista, en el Distrito Macarena, en el consejo de administración de Mercasevilla o en Vía Pública (Urbanismo), hasta acabar su etapa en la administración en la también famosa Fundación DeSevilla.

Esas pesquisas en torno a los coches de alta gama arrancan precisamente con Castaño, que adquirió un Audi A4 Avant que, presuntamente, pudo haber pagado Fitonovo a tenor de las averiguaciones realizadas por la Guardia Civil bajo las órdenes del Juzgado de Instrucción 6, el de Mercedes Alaya. Este juzgado investiga el aumento sustancial del patrimonio del que fuera asesor de Monteseirín, que cuadruplicó sus bienes entre 2005 y 2011.