El Teléfono de la Esperanza es vital en estos tiempos de crisis
El Teléfono de la Esperanza es vital en estos tiempos de crisis - raúl doblado
sociedad

Una llamada telefónica que puede cambiar la vida de una persona

En 2012, el «Teléfono de la Esperanza», que cumple 42 años de vida, registró casi 4.000 llamadas

Actualizado:

El Teléfono de la Esperanza lleva atendiendo desde hace 42 años a personas que buscan un consuelo. Siempre hay alguien al otro lado del teléfono las 24 horas del día, los 365 años del día. Aunque ellos no lo sepan, los voluntarios que trabajan para este servicio se convierten en auténticos ángeles de la guarda de aquellas almas que desorientadas y perdidas deambulan sin rumbo fijo.

En el año 1971 el padre Serafín Madrid, un fraile de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, fundó esta asociación. Celia Castro, coordinadora general del teléfono, se dio cuenta de las carencias que tenía la sociedad de comunicación y asistencia a personas con problemas de todo tipo, por ello, y aprovechando el auge del teléfono, utilizó este medio.

En 2012 este servicio de orientación telefónica recibió 3.428 llamadas, una cifra ligeramente superior a las del año anterior, cuando se contabilizaron 3.340. En los últimos años, coincidiendo con la crisis económica, este número es cada vez más demandado. De estas llamadas, la mayor parte de las consultas realizadas fueron por problemas de tipo psicológico (44 por ciento), seguidos por los problemas familiares (25 por ciento). De los problemas psicológicos, la mayor parte hace referencia a problemas de ansiedad, seguidos de los problemas derivados de la soledad y la incomunicación.

En cuanto al perfil de la persona que solicita los servicios de este teléfono, predominan las mujeres con edad entre los 30 y los 60 años y que residen con su familia. El 25 por ciento de los casos fueron derivados hacia una entrevista con un profesional de Teléfono de la Esperanza. A lo largo de 2012 el equipo multidisciplinar que trabaja de forma altrauista para la asociación, y en la que están abogados, psicólogos y orientados familiares, atendieron a 375 pacientes en la consulta.