La zona donde ha tenido lugar el tiroteo ha sido acordonada por la Policía
La zona donde ha tenido lugar el tiroteo ha sido acordonada por la Policía - FOTOS: RAÚL DOBLADO
sucesos

Muere una niña en un tiroteo entre clanes en las Tres Mil Viviendas de Sevilla

El clan de «Los Perla» ha abandonado el barrio después de atacar a una familia de «Los Marianos» por un ajuste de cuentas

Actualizado:

Una niña de siete años ha muerto en un tiroteo registrado esta madrugada en la barriada de las Tres Mil Viviendas de Sevilla, en una refriega en la que también sufrieron lesiones por balas sus padres. Aunque las primeras hipótesis apuntaron a que las víctimas del tiroteo fueron heridas cuando un clan de las Tres Mil Viviendas confundió su ventana con la de otra vecina donde se hallaba un joven al que iban buscando para ajustar cuentas, fuentes policiales confirmaron a ABC que los padres de la niña fallecida pertenecen al clan de «Los Marianos». Familiares de las víctimas apuntan a que los clanes enfrentados en el tiroteo son «Los Perla» y «Los Marianos». Esas mismas fuentes confirmaron que todos los miembros del clan de «Los Perla» han abandonado este miércoles el barrio.

En el tiroteo participaron, según familiares de las víctimas, al menos siete personas que usaron diferentes armas de fuego, que dejaron más de una veintena de impactos de bala en paredes, suelos y persianas del edificio, situado en la calle Rafael Pérez del Alamo, de las Tres Mil Viviendas, junto al barrio de la Oliva.

El origen de la pelea entre las dos familias pudo deberse a que una de ellas debía dinero a la otra a cuenta de un asunto de drogas, según la Policía, que no ha hecho aún ninguna detención, aunque al parecer ya se tiene identificadas a las personas que participaron en el tiroteo.

Según familiares de la niña muerta, que se llamada Encarnación, ésta se encontraba en su domicilio con su familia cuando fue alcanzada en el intercambio de disparos a través de las ventanas, según ha confirmado a ABC fuentes de la investigación. Fuentes de la investigación indicaron a Efe que la niña recibió un solo disparo «mortal de necesidad» que le entró por la espalda y le salió por la cara anterior del tórax y le afectó a los pulmones y a las arterias del corazón. Otros dos hermanos de la pequeña de nueve y dos años resultaron ilesos.

Fueron los vecinos los que sobre las 00,02 horas empezaron a alertar al Servicio de Emergencias de los numerosos disparos que estaban escuchando. Hasta la zona se desplazaron agentes del Cuerpo Nacional de Policía y los servicios sanitarios, que evacuaron a la menor hasta el hospital Virgen del Rocío, donde no pudo hacerse nada por su vida.

El cuerpo de la menor ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense, situado junto al Tanatorio de Servisa en San Jerónimo, donde ya se encuentran los familiares de la niña. Los padres aún continúan en la unidad de Observación en el hospital Virgen del Rocío tras varias operaciones debido a los daños sufridos por los impactos de bala.

El lugar de los hechos permanecía acordonado por la Policía, que mantiene varios furgones mientras se buscan pruebas y se toma declaración a los testigos.