La vivienda tiroteada sigue acordonada por efectivos de la Policía Nacional
La vivienda tiroteada sigue acordonada por efectivos de la Policía Nacional - raúl doblado
en el cementerio de san fernando

Entierran a la niña muerta en el tiroteo en las Tres Mil Viviendas

Los padres acudieron al camposanto tras recibir el alta médica por disparos en el brazo

Actualizado:

Escenas de dolor, sollozos, gritos y lamentos se han vivido esta mañana en el cementerio de San Fernando de Sevilla, donde ha sido enterrada la niña de 7 años que murió la madrugada del miércoles en las Tres Mil Viviendas tras recibir un tiro en la espalda en una reyerta entre los clanes gitanos de Los Perla y Los Marianos. Los padres de la menor han acudido al entierro tras recibir ambos el alta médica en el Hospital Virgen del Rocío, donde fueron operados tras recibir disparos en el brazo, lo que les obliga a llevar cabestrillos.

A las 9 de la mañana se ofició un responso en memoria de la niña fallecida, llamada Encarnación. Sobre las diez la mañana, una comitiva se dirigió al cementerio de San Fernando, donde la madre no se vio con fuerzas para soportar el entierro de su hija y permaneció en la entrada del camposanto. «Ay mi coranzoncito», gemía la madre de la menor recordando a su hija fallecida, según testigos presenciales. El padre de la niña, que protegió con su cuerpo a sus otros dos hijos de 9 y 2 años durante el tiroteo, sí acompañó los restos mortales de la menor y asistió a su entierro, que finalizó sobre las 10,45 horas, hora en que los padres se subieron a una furgoneta y se marcharon.

La Policía Nacional estableció un discreto dispositivo en el entorno del cementerio para actuar en caso de algún disturbio. El Juzgado de Instrucción 20 de Sevilla investiga el caso, que está bajo secreto de sumario. Los Perla, presuntos autores de los disparos, han desaparecido del barrio de las Tres Mil Viviendas y la Policía los busca para tomarles declaración.

El Instituto Anatómico Forense practicó una autopsia a la menor, concluyendo que recibió un solo disparo mortal de necesidad que le entró por la espalda y le salió por la cara anterior del tórax, afectándoloe los pulmones y las arterias del corazón, según fuentes próximas a la investigación policial.