Puerta destrozada de la vivienda donde tuvo lugar la detención
Puerta destrozada de la vivienda donde tuvo lugar la detención - FRANCIS SILVA
en calahonda e hinojos

Detenidos diez miembros del clan huido tras el tiroteo en las Tres Mil Viviendas

Son los autores materiales de los disparos, entre ellos María «La Perla» y su marido, Antonio «El Coleta»

Actualizado:

Diez miembros del clan de Los Perla, presuntos autores de la muerte de una menor de siete años en un brutal tiroteo en las Tres Mil Viviendas en el que también resultaron heridos los padres de la fallecida, han sido detenidos por la Policía Nacional, nueve de ellos en Calahonda, zona situada en el término municipal de Mijas (Málaga) y uno en la localidad de Hinojos (Huelva). Tras desaparecer del Polígono Sur de Sevilla, Los Perla apenas han pasado 48 horas fugados hasta que al filo de la medianoche de este viernes fueron detenidos nueve de sus miembros en Calahonda, y el décimo en Hinojos en la mañana del viernes, lo que supone la práctica totalidad del grupo.

Los detenidos son los autores materiales de los disparos, según fuentes policiales consultadas por ABC. Entre los detenidos están María La Perla, la jefa del clan, así como su marido, Antonio El Coleta. Los diez detenidos serán trasladados a Sevilla a lo largo de la mañana, según fuentes de Jefatura Provincial de la Policía. A los detenidos se les imputado los presuntos delitos de homicidio y tenencia ilícita de armas.

Así mismo, la Policía ha incautado al clan dos pistolas en Calahonda y dos escopetas en Sevilla, gran cantidad de dinero y ocho kilos de oro a los detenidos, valorados en 200.000 euros, según fuentes consultadas por ABC. Las pistolas y escopetas deberán ser analizadas para determinar si fueron utilizadas en el tiroteo registrado en la noche del pasado martes. La Policía recogió en el lugar del tiroteo una veintena de casquillos de balas y cartuchos de postas que confirman que se usaron pistolas 9 mm Parabellum y escopetas.

Anuncian una vendetta

Los autores de los disparos se habían refugiado en Calahonda (Mijas) después de que los patriarcas de los clanes de Los Perla y Los Marianos -a los que pertenece la niña muerta- hubieran decidido que ya no había nada más que hablar entre ellos y que se aplicaría la ley de «ojo por ojo», de modo que la vida de la menor muerta tendría que pagarse con otra vida. Tras la detención de diez personas del clan, los familiares que les acompañaban han abandonado también Calahonda por miedo a ser descubiertos por los Marianos, indicaron las mismas fuentes.

Se da la circunstancia de que tras abandonar Los Perla sus viviendas del Polígono Sur, un grupo de cuatro mujeres formado por dos mayores de edad y dos menores, intentaron asaltar uno de sus inmuebles con el objetivo de robar la droga que había motivado el enfrentamiento entre clanes. Al parecer, los Perla controlan en el Polígono Sur parte del negocio de la venta de hachís. El intento de robo de ese domicilio fue impedido por el servicio de seguridad que la Policía Nacional había instalado en la zona. Tras su detención, las menores han sido puestas en libertad con cargos mientras que las mujeres adultas han prestado declaración ante la Policía antes de pasar a disposición judicial este viernes.

El caso de las Tres Mil Viviendas, que apunta a un enfrentamiento por deudas de droga y el que que se habla de un supuesto secuestro ocurrido hace un par de meses, está bajo secreto de sumario, decretado por el Juzgado de Instrucción número 20 de Sevilla, que investiga los hechos.

Ante la consternación generalizada y el temor, el Polígono Sur intenta volver a la inestable normalidad que lo caracteriza, en medio de un fuerte dispositivo policial.

Con respecto al tiroteo, se conoce, según testigos, que se inició cuando al menos siete personas llegaron en coches de alta gama a los bloques de Los Amarillos. Se bajaron de los vehículos y comenzaron a disparar a la vivienda con pistolas 9mm parabellum y escopetas, tal y como demuestran los casquillos recogidos en la zona.

Según parientes de la víctima, que recibió un tiro mortal de necesidad en la espalda, tirotearon por error este domicilio creyendo que en él estaba un joven al que acusan de haber secuestrado a un hijo de María La Perla y Antonio El Coleta. Sin embargo, la Policía confirmó a ABC que la familia tiroteada pertenece al clan de Los Mariano, familia a la que pertenecía el joven de 17 años tiroteado en 2009 también en las Tres Mil por el clan de Los Caracoleños.