El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha hablado en Málaga de la detención de los presuntos autores del tiroteo en las Tres Mil Viviendas
El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha hablado en Málaga de la detención de los presuntos autores del tiroteo en las Tres Mil Viviendas - EFE/Jorge Zapata

Zoido, sobre la detención de los autores del tiroteo: «Todo funciona como debe funcionar»

«La Policía tiene que hacer lo que tiene que hacer y después le corresponderá a la justicia», ha dicho el alcalde de Sevilla

Actualizado:

El alcalde de Sevilla y presidente del PP-A, Juan Ignacio Zoido, ha señalado que la detención por parte de la Policía Nacional en Fuengirola (Málaga) de ocho miembros del denominado clan de los Perla implicados en el tiroteo que el pasado martes costó la vida a una niña de siete años en el Polígono Sur de la capital hispalense «es el mejor ejemplo de que todo funciona como debe funcionar». «Es la mejor demostración de que funcionan los sistemas del Estado de Derecho», ha manifestado este viernes en Málaga, añadiendo, antes de asistir a la entrega del 'Premio Popular del Año 2013', concedido por el PP malagueño, que «la Policía tiene que hacer lo que tiene que hacer y después le corresponderá a la justicia». Los agentes encargados de la investigación tenían identificados a los autores de los disparos desde la misma madrugada del martes, si bien hasta última hora de este jueves no lograron encontrar el lugar donde se ocultaban desde el suceso, según han confirmado a Europa Press fuentes de la investigación.

Los hechos se produjeron a última hora del martes en la calle Orfebre Cayetano González, donde una menor de siete años recibió un tiro y sus padres también fueron heridos por arma de fuego, aunque de carácter leve. A pesar de que la niña fue trasladada inmediatamente al Hospital Virgen del Rocío, no pudieron hacer nada por su vida. Los padres recibieron el alta a última hora del miércoles y pudieron acudir este jueves al entierro de su hija en el cementerio de San Fernando.

La Policía Nacional baraja varias hipótesis como posible detonante del suceso, entre las que incluye un posible ajuste de cuentas entre los dos clanes dedicados al tráfico de droga o una venganza debido a un secuestro previo de uno de los miembros de estas familias implicadas. Los investigadores mantienen la tesis de que «la familia de la niña fallecida no tenía nada que ver en ello», por lo que los autores de los disparos, realizados desde la calle, «se habrían equivocado de casa», junto a la cual la Policía localizó más de una veintena de cartuchos de bala.