Respuesta Estudiantil anuncia acciones legales contra los promotores de la «contramanifestación» antifascista

El sindicato recuerda que la manifestación tenía como finalidad «reivindicar pacífica y legalmente nuestros derechos como estudiantes»

Actualizado:

El sindicato Respuesta Estudiantil, organizadora de la manifestación el pasado 26 de octubre para protestar contra los recortes en educación, ha anunciado que emprenderá acciones legales y presentará denuncia penal en la Fiscalía contra los promotores e instigadores de la contramanifestación ilegal, la Coordinadora Antifascista, poniendo en su conocimiento "las amenazas graves, insultos, lesiones y principalmente el delito contra los derechos fundamentales agravado por el odio ideológico". En un comunicado, señala que solicitará igualmente la ilegalización de "todos estos grupos terroristas y la detención y puesta a disposición judicial de sus dirigentes e integrantes por los delitos antes mencionados".

Del mismo modo, adelanta que emprenderán acciones legales contra "el ultraizquierdista" detenido el mismo sábado 26, estudiando el personarnos en la denuncia interpuesta por la Policía Nacional por el delito de resistencia y atentado a la autoridad. De otro lado, Respuesta Estudiantil, ante los incidentes producidos este pasado sábado en las calles del centro de Sevilla, cuando se produjeron "numerosas" reyertas entre los manifestantes de ideología radicalmente opuesta con el resultado de la detención de una persona, pide disculpas a todos los ciudadanos y comerciantes que de alguna u otra forma "se vieron violentados a consecuencia de los disturbios protagonizados por las bandas ultraizquierdistas al paso de nuestra manifestación autorizada".

El sindicato Respuesta Estudiantil recuerda que la manifestación tenía como finalidad "reivindicar pacífica y legalmente nuestros derechos como estudiantes, y fuimos víctimas al igual que los comerciantes y ciudadanos sevillanos de la violencia y sinrazón de los que no saben convivir en democracia respetando al que piensa y opina diferente". Por otro lado, subraya que el sindicato, de "carácter estudiantil y apartidista", está "debidamente" inscrito en el Registro de Asociaciones del Ministerio del Interior y asegura que "se desvincula de actitudes violentas, xenófobas, racistas y fuera de la legalidad, y condena todo tipo de actitudes o ideologías que estén al margen de la legalidad vigente, somos estudiantes sindicados, patriotas españoles e inconformistas".

Con respecto a la manifestación, aclara que era "totalmente legal, solicitando debidamente autorización a la Subdelegación del Gobierno y a la Policía Nacional en Sevilla, dejando todos nuestros datos de contacto debidamente registrados y acatando las instrucciones de seguridad y civismo que nos marcaron las autoridades para la buena marcha de nuestra movilización". El lema de la manifestación era 'Contra el Sistema Educativo grita Revuelta', según recuerda, al tiempo que el sindicato explica que "querían denunciar los actuales recortes del PP en materia de Educación, el recorte en becas e investigación, la fuga de cerebros por falta de fondos, el aumento de tasas, así como reivindicar la libre elección de sindicato para todos los estudiantes".

A su juicio, la manifestación fue "impecable" desde el punto del comportamiento de todos nuestros afiliados y participantes, comportándonos en todo momento "con civismo y respeto hacia policía y ciudadanos en general". "No hubo ni una sola identificación, parte, denuncia ni detención de ninguno de los participantes en nuestra manifestación. Ejercimos nuestro derecho a manifestarnos libre y pacíficamente, y tras ello nos disolvimos en orden y sin provocar ningún tipo de altercado ni incidente", ha apuntado.

Frente a esto, la organización "patriota" denuncia "el acoso, las amenazas, las intimidaciones y las múltiples agresiones de todo tipo que venimos sufriendo desde que nuestro sindicato decidió abrir la delegación en Sevilla", que han provenido "siempre de los mismos grupos radicales, violentos y ultraizquierdistas que convocaron el sábado la contramanifestación ilegal".