Requisitos para montar un restaurante en una zona saturada de ruidos
La Alfalfa es una zona saturada de ruidos - gogo lobato
Medio Ambiente

Requisitos para montar un restaurante en una zona saturada de ruidos

El Ayuntamiento aumenta las exigencias para estos locales ante las molestias de los vecinos

stella benot
Actualizado:

Los restaurantes que se instalen en las zonas saturadas de ruidos no podrán disponer de barras para atender a sus clientes, deberán tener una cocina de manera obligatoria y su local deberá estar ocupado por mesas y sillas a razón de una persona por cada 1,50 metros cuadrados.

Estas son las nuevas restricciones que el Ayuntamiento ha aprobado para terminar con ciertas «disfunciones» que se estaban dando en las diferentes zonas de la ciudad, donde se aplicaban diferentes criterios. En las zonas saturadas de ruidos sólo pueden instalarse restaurantes, en la consideración de que no producen molestias para los vecinos. Sin embargo, en los últimos años habían proliferado las licencias para este tipo de establecimientos que, en realidad, eran bares con todas sus características.

Así, los nuevos restaurantes que se abran en las zonas saturadas —Alfalfa, Arenal, Blanco White, Betis, Gavidia, Jiménez Becerril, Monte Carmelo, Plaza de Armas, Reina Mercedes, Triana Norte, Viapol y Virgen de la Cinta— sólo podrán tener, de manera excepcional, una pequeña barra para atender a los clientes que esperan mesa. Y, además, esta barra no podrá tener acceso directo a la calle, sino que deberá estar separada por una puerta. No podrá tener una longitud de más de 1,50 metros, y una altura inferior a 70 cm o superior a 120 cm.

La disposición interna del mobiliario del establecimiento también se regula. Así, está prohibido que haya zonas libres para clientes de pie, así como las mesas y las sillas altas. La dimensión mínima de, al menos, la mitad de las mesas, que se dispongan será tal que pueda inscribirse en ellas un círculo de 80 centímetros de diámetro, separadas, como mínimo, para cuatro comensales. En las restantes mesas, la dimensión nunca podrá ser menor de 50 centímetros.

Todos los restaurantes que abran en estas zonas saturadas deberán tener obligatoriamente cocina, conformada como un recinto propio e independiente, debiendo disponer de sistemas de evacuación de humos tal y como recoge el PGOU y todas las normas aplicables en esta materia.