Parte de la muralla de la Puerta Osario descubierta
Parte de la muralla de la Puerta Osario descubierta - vanessa gómez

Descubren parte de la muralla de la antigua Puerta Osario

El hallazgo se ha producido tras la demolición de un inmueble. Arqueólogos estudian su conservación y valor patrimonial

Actualizado:

Las obras de demolición de un inmueble ubicado en la esquina entre las calles Puñonrostro y Valle, han dejado al descubierto parte de la desaparecida muralla de la Puerta Osario, con dos almenas y unos dos metros de ancho.

Los trabajos de demolición del edificio «en muy mal estado», según explicó ayer a este periódico Javier Coto, propietario de La taberna sevillana, situada junto al edificio derribado comenzaron a principios de agosto. Desde la empresa encargada del derribo, Demoliciones Alcalá, afirmaron que fue contratada por el Grupo Versus Servicios Integrales. Fuentes de esta empresa informaron de que el hallazo ha sido comunicado ya a la Consejería de Cultura para que los técnicos valoren el estado de conservación de la parte de muralla que ha sido descubierta y determinen su valor patrimonial. Según testigos, arqueólogos han estado en el lugar supervisando la muralla. Sin embargo, temen que esta parte de muralla se caiga provocando un accidente, ya que desde la parte interior de la edificación derruida la parte de muralla no se ha apuntalado.

La Puerta Osario de Sevilla era una de las Puertas de acceso con que contaba la muralla de la ciudad. Situada extramuros de la ciudad romama, es fruto de la ampliación de la Isbilya musulmana llevada a cabo por los almorávides en el siglo XII. En el Libro del Repartimiento y en otros del siglo XIII, aparece con el nombre árabe de «Bib Alfat»; siendo también recogido por otros autores como «Montoto Seda», que se traduce como Puerta de la Victoria. El derribo de la Puerta de Osario se decretó por el Cabildo Municipal en 1868.