Nicolaj Coster, Jaime Lanniter en «Juego de Tronos», antes de la grabación - Canal +
rodaje de «juego de tronos» en sevilla

Sevilla, fiel imagen del reino de Dorne

El Real Alcázar ha satisfecho con creces las aspiraciones del equipo de «Juego de Tronos», que destaca las similitudes entre el palacio y los Jardines del Agua de la novela

Actualizado:

El rodaje de «Juego de Tronos» en Sevilla capital llega este viernes a su fin, aunque seguirá hasta el día 30 de octubre en Osuna. El equipo de rodaje recibió este jueves la visita de diversas autoridades, que departieron con actores y productores. Entre los visitantes estaban el embajador de EE.UU., James Costos; la presidenta de la Junta, Susana Díaz; el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido; el consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios; el concejal de Empleo, Economía, Fiestas Mayores y Turismo, Gregorio Serrano, y la secretaria de Estado para el Turismo, Isabel Borrego. Entre toma y toma, políticos y actores aprovecharon para retratarse en los escenarios del Real Alcázar que simulan el reino fantástico de Dorne, un secreto que se desvelará en la pequeña pantalla en abril del próximo año.

Durante estos días, el Salón de Embajadores, los baños de Doña María de Padilla y los jardines del Alcázar han recreado fielmente la residencia del señor de Dorne, interpretado por Alexander Siddig, que recibe la visita de Jaime Lannister, el famoso «Matarreyes», en la vida real Nicolaj Coster.

Los creadores de la serie, David Benioff y Daniel B. Weiss, que por primera vez realizaron declaraciones a los medios durante un rodaje, subrayaron que es difícil imaginar un lugar que recree mejor los «Jardines del Agua» del reino de Dorne, tal y como George R. R. Martin los había descrito en sus libros. El reino de Dorne se caracteriza por ser un lugar caluroso donde el agua tiene gran importancia, pues es símbolo de riqueza y ornamento, a través de sus fuentes. Los señores de este reino son los Martell, encabezados por el príncipe Doran, que hace su primera aparición en esta temporada. También destacaron los creadores de la serie la labor del personal de producción español, que suponen casi la mitad de la plantilla y que incluye técnicos audiovisuales, artesanos y carpinteros.

«España es un lugar caro para trabajar, pero sin duda el marco es incomparable»

Por otro lado, han dejado en el aire una posible vuelta a Sevilla para grabar próximas temporadas. «España es un lugar caro para trabajar, pero sin duda el marco es incomparable», afirmaron, y esperan hacer frente a una posible vuelta. Al respecto, el consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, aseveró estar de acuerdo en algunos puntos con Benioff y Weiss, pues ya han solicitado al Gobierno central que se establezca una serie de compensaciones para fomentar los rodajes en territorio nacional, aunque defendió que Andalucía ofrece logística e infraestructuras, además del escenario en sí.

El embajador de Estados Unidos, James Costos, también se manifestó a favor de una creación de leyes y facilidades para la industria cinematográfica y televisiva. Señaló además el gran impacto económico que una producción de este tipo, «la más importante en la actualidad», supone para una ciudad como Sevilla y un país como España, en el que aún no se le presta la debida atención a este sector. En esta misma línea fueron las declaraciones de Peter Welter, productor de Fresco Films Services, quien aseguró que «España ha perdido muchos proyectos por no haber incentivos fiscales, teniendo en cuenta que hay un país muy similar y barato, como es Marruecos».

Beneficios para la ciudad

En cuanto a los beneficios económicos, el alcalde de Sevilla declaró que aún es pronto para hacer valoraciones sobre el impacto del rodaje en la ciudad, aunque considera que «ya se está notando». Añadió que la imagen de la ciudad de cara al turismo va a quedar muy beneficiada, pues los productores le comentaron que «habían grabado unos planos impresionantes que nunca hubieran imaginado que podían obtener». Zoido espera que con el impacto del Festival de Cine Europeo, programado entre el 7 y el 15 de noviembre, se siga la línea que se inició hace tres años de potenciar la imagen de Sevilla como escenario de películas y series, para lo cual se darán facilidades en las ordenanzas fiscales.

Teniendo en cuenta la incidencia en el turismo tras la grabación de la serie de la HBO en otras ciudades, se espera que el sector se vea ampliamente beneficiado. De hecho, el embajador de EE. UU. cifró el aumento en un 15 por ciento y confía que se mantenga en el tiempo. El consejero de Presidencia manifestó que se pondrán en marcha mecanismos de promoción turística relacionados con la serie de televisión para apoyar al sector, aunque remarcó que los sitios donde se ha rodado ya se venden solos.